Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca

Yllanes considera «lógico» que algunos negocios no apaguen la luz del escaparate a las 22 horas

El conseller de Transición Energética reclama al Gobierno que establezca una exención para los comercios turísticos que cierran pasada esa hora porque el decreto no contempla esta situación

Un ciudadano pasea frente a uno de los escaparates de Palma que deberá apagar las luces a partir de las 22 horas. Europa Press

El vicepresidente y conseller de Transición Energética del Govern balear, Juan Pedro Yllanes, afirma que es «lógico» que un establecimiento comercial que puede tener las puertas abiertas pasadas las 22 horas debe tener la luz encendida. Esta era una duda que los comercios trasladaron el pasado viernes a la conselleria porque en el decreto aprobado por el Gobierno no se establece ninguna excepción, sino que «el alumbrado de escaparates deberá mantenerse apagado desde las 22 horas».

En este sentido, Yllanes asegura que el sector turístico y los visitantes están «concienciados» con las medidas de ahorro energético planteadas por el Ejecutivo central, y critica la «desleal y exageración» de la Comunidad de Madrid tras vincular el apagado de los escaparates con el incremento de la inseguridad para los turistas: «Deben de tener en Madrid un serio problema de alumbrado público si de verdad cuando se apaguen los escaparates de la Gran Vía no se puede otorgar seguridad».

El vicepresidente del Govern destaca que la gran mayoría de Comunidades Autónomas van a actuar con «lealtad» y muestra su «sorpresa» por la intervención de representantes de la Comunidad de Madrid que han pedido la retirada total del decreto, al contrario que Murcia o Andalucía, que habrían pedido solo la retirada del capítulo primero del título quinto sobre el ahorro energético en determinados sectores: «Han dibujado un paisaje apocalíptico derivado de estas medidas».

Además, Yllanes confía en que todos los comercios cumplan con la ley y asegura que el Govern «no está pensando» en el régimen sancionador ni en las inspecciones porque se encuentran inmersos en «tratar de ayudar al sector a cumplir con las obligaciones».

Por su parte, la Comunidad de Madrid anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Constitucional el decreto porque «invade competencias» y, según Yllanes, los consejeros de la comunidad liderada por Isabel Díaz Ayuso pidieron la retirada de la nueva normativa: «En caso de que el Gobierno no lo haga, amenazan con el recurso de inconstitucionalidad». Una decisión que acabará siendo realidad tras la decisión del gobierno de Ayuso.

Hay que recordar que representantes de la conselleria se reunieron el pasado jueves con representantes del sector del Comercio para escuchar y recoger sus dudas acerca de la aplicación del Decreto Ley. En este sentido, las más importantes fueron la necesidad de aclarar qué sucederá con los establecimientos que cierran pasadas las 22 horas y la petición de más recursos para adaptar los negocios a las exigencias planteadas por el ministerio de Transición Ecológica.

Por otro lado, el conseller de Turismo, Iago Negueruela, afirma que las medidas son «acciones de interés general y de gran importancia para hacer frente a la gestión energética», y reclama al PP que «deje de hacer política partidista cuando se tratan temas de estado».

En el caso de los límites de las temperaturas, recuerda que se aplicará el plan de ahorro energético del mismo modo que ya se aplica el Real Decreto 486/1997 de disposiciones mínimas de seguridad y salud en los puestos de trabajo del Gobierno del Estado y, en especial, aquellas medidas que se recogen en el caso de los puestos de trabajo no sedentarios.

Compartir el artículo

stats