Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Traumatología de Son Llàtzer tenía en abril a 3.840 pacientes en espera

Los usuarios que aguardan una consulta, 3.005, son un 104% más que hace un año mientras que los 835 que esperan quirófano han crecido un 19%

Una imagen de archivo de la entrada a Urgencias del hospital de Son Llàtzer. Manu Mielniezuk

La mala gestión de su lista de espera esgrimida por el director gerente de Son Llàtzer, Francesc Marí, para justificar la fulminante destitución de su jefe de servicio de Traumatología, José María Rapariz, a comienzos de la semana pasada, parece confirmarse a tenor de la publicación de los últimos datos de la lista de espera asistencial del hospital del Migjorn correspondiente al pasado mes de abril.

Así, el pasado mes había un total de 3.840 pacientes esperando una consulta con el especialista (3.005 de ellos) o una intervención quirúrgica (los 835 restantes).

Las más de tres mil personas que aguardaban una consulta con el traumatólogo suponían además un 104,01% más que en el mismo mes de abril de hace tan solo un año cuando había 1.473 usuarios en esa tesitura nada deseable.

Y eso que Francesc Marí reveló que para aliviar la fuerte presión asistencial que padece este servicio médico ya habían procedido a derivar primeras consultas a los especialistas del hospital concertado Sant Joan de Déu del Coll d’en Rabassa.

Por lo que respecta a la actividad quirúrgica de la especialidad, el manejo de su lista de espera tampoco era muy satisfactorio. Los 835 usuarios que aguardaban el pasado mes eran 136 (un 19,46% en términos porcentuales) más que los 699 en la misma situación en abril de 2021.

Como se recordará, hasta que la Organización Mundial de la Salud (OMS) no declare oficialmente que la pandemia de covid-19 ha acabado, el decreto de garantía de demora está en suspenso, sin ser aplicado.

Esta salvaguarda asistencial establecía que todo usuario del Servei de Salut podía reclamar ser derivado a otro recurso asistencial, público o privado, en caso de aguardar más de dos meses una consulta con el médico especialista o seis meses un quirófano.

Un 851% más

Pues bien, si el servicio de Trauma tenía en abril de 2021 a 92 pacientes que llevaban más de dos meses esperando una consulta, un año después son 875, un 851% más, según las cifras colgadas en la web del IB-Salut. La demora media para ser visitado ha pasado de 23 días a 45 (91,3% más).

Las cosas van mejor en la actividad quirúrgica del servicio de Traumatología. Los pacientes que el pasado mes de abril podrían haberse acogido al decreto de garantía de demora, en caso de estar vigente, eran 290 y suponían 22 menos (-7,05%) que los 312 que podrían haberlo hecho hace un año.

La demora media para ser operado, verdadero termómetro de la salud asistencial en opinión del director general del Servei de Salut, Juli Fuster, no hubiera justificado la destitución de Rapariz: Si hace un año se esperaba de media 195 días, en abril pasado se había recortado hasta los 161, treinta y cuatro jornadas menos (-17%).

Total IB-Salut Más de 63.000 sin consulta y 15.000 sin operar

El pasado mes de abril había en el conjunto de los hospitales públicos de las islas un total de 63.078 personas esperando consulta con el especialista, un 41,4% más que los que aguardaban hace un año (44.604). Además aguardaban de media 58,9 días, 18 más que en 2021.

Asimismo había 15.048 personas esperando ser operadas frente a las 13.899 de hace ahora justo un año, lo que supone un aumento del 8,27%. Prácticamente esperan de media lo mismo: unos 135 días.

Compartir el artículo

stats