Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los rupturistas de El Pi fundan su nuevo partido

El comité de Consell se suma a los escindidos

Toni Roldán, saludando a Tolo Gili tras perder las primarias. | G.BOSCH

El anunciado nuevo partido de centro regionalista que busca aglutinar a los escindidos de El Pi llevará por nombre Per Balears (xBalears). La nueva marca se presenta este sábado en Eivissa y está promovida por los perdedores del último congreso de El Pi, que en Mallorca lidera Pere Soler y en Eivissa Toni Roldán. XBalears dice nacer como «proyecto político moderado, de ámbito regionalista, integrador», y al parecer cuenta con «representación de las cuatro islas». Los promotores siguen la hoja de ruta acordada después de que Tolo Gili se hiciera con la presidencia de El Pi, y que desveló este diario en exclusiva en diciembre de 2021.

Los documentos internos de los rupturistas mostraban su plan de abandonar las siglas en goteo en distintos pueblos, para fundar un nuevo partido «el 31 de marzo» de este año. Distintos avatares, como el que trascendiera su guión, han retrasado la puesta en escena hasta ahora. La presentación se hace en Eivissa porque es donde xBalears piensa que tiene alguna posibilidad electoral; Toni Roldán, que fue derrotado en las primarias frente a Gili, es uno de los que se mueven estos días. En el resto de islas, según ha expresado alguno de los escindidos de El Pi en privado, las perspectivas no son demasiado favorables. Aunque varios pueblos han roto ya el carné de El Pi, no lo han hecho las agrupaciones con mayor peso dentro de los escindidos, como sa Pobla o Muro. Manacor está por ver.

El anuncio de la creación de xBalears coincidió ayer con la fuga del comité local de El Pi de Consell por discrepancias con la actual dirección. La agrupación abandona la formación de Josep Melià y Tolo Gili después de una reunión mantenida este martes por la tarde con este último y el secretario general, Rafel Ballester. El equipo de Consell «expuso, con los dirigentes, los aspectos y las actuaciones que se están haciendo y que no coinciden con el grupo municipal». Desde el equipo de Consell explican que «el debate fue escaso porque los dos máximos dirigentes no nos rebatieron nuestras argumentaciones, todo eran excusas y lamentaciones, ninguna explicación ni ningún discurso de futuro. Nuestra sensación es que en estos momentos El Pi es un partido que tristemente ha quedado anclado en el pasado».

También argumentan que en Consell, el grupo trabaja para «cambiar de rumbo» del Ayuntamiento y, según detallan, «necesitamos nuevos aires, nuevos argumentos y nuevas ideas, valores que ahora El Pi no representa y pensamos que el mejor por nuestro grupo es abandonar la formación y centrarnos en el trabajo del municipio pensando en el 2023 y dejando las puertas abiertas al futuro».

Hace apenas unos días los miembros del comité local de la formación en Inca decidieron «disolver por unanimidad» el comité por el malestar creado tras los últimos congresos del partido y por la «falta de sintonía» con la actual dirección. Criticaron que ninguna de sus propuestas se han tenido en cuenta: «El distanciamiento con la actual dirección del partido llegó a su punto máximo cuando se hizo efectiva la expulsión de su presidente, Pere Soler. No ha mostrado ninguna empatía con el grupo de personas que forman el comité».

Quienes también abandonaron el partido fueron los del comité de Sant Llorenç. En su comunicado se mostraron contundentes: «La dimisión de los dos últimos presidentes del partido, Jaume Font y Antoni Amengual, junto con la expulsión del consejero Pere Soler y la suspensión de la consejera Bel Febrero nos ratifican la deriva del partido. Ya no nos sentimos parte de este proyecto».

Asimismo, hay que recordar que Deià, Valldemossa y Campanet también dejaron el partido durante los últimos meses.

Compartir el artículo

stats