Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer día de rebajas: «Esperamos salvar la temporada de Navidad, que ha sido nefasta»

El pequeño comercio mallorquín empieza el periodo de descuentos masivos con una jornada a medio fuelle y con menos afluencia de lo normal

Primer día de rebajas de enero en Mallorca: «Esperamos salvar la temporada de Navidad, que ha sido nefasta»

Primer día de rebajas de enero en Mallorca: «Esperamos salvar la temporada de Navidad, que ha sido nefasta»

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Primer día de rebajas de enero en Mallorca: «Esperamos salvar la temporada de Navidad, que ha sido nefasta» Irene R. Aguado

El pequeño comercio mallorquín ha iniciado este lunes la campaña de rebajas de enero con la esperanza de salvar una temporada de Navidad marcada por la sexta ola del coronavirus y una significativa caída de la facturación. Pese a que la fecha oficial para arrancar con los descuentos masivos es el día 7, muchos negocios han decidido adelantarse para contar con unas pocas jornadas de ventaja sobre las grandes empresas del sector, que por lo general sí que respetarán el periodo tradicional.

Así, después de un parón provocado por la pandemia, las tiendas cuelgan el cartel de rebajas con el fin de reactivar las ventas, aunque con cierto escepticismo después de un año que se ha vuelto a cebar con el sector del comercio. Sin embargo, en el corazón de Palma, el centro neurálgico de las compras mallorquinas, el primer día de rebajas ha transcurrido a medio fuelle y con menos afluencia de lo normal.

Mucha gente paseando y mirando los escaparates, como es habitual en estas fechas, pero pocas personas comprando. Así lo constatan no solo las patronales Afedeco y Pimeco, sino también los propios comerciantes y trabajadores: "De momento está siendo bastante flojo, se nota lo mucho que ha afectado el repunte de contagios en las últimas semanas", asegura Paula Amengual, dependienta de la tienda de calzado Passy, ubicada en la calle San Miguel.

Sin embargo, según explica la trabajadora, el establecimiento ya venía preparándose para la campaña con descuentos del 10% en sus productos para incentivar las compras navideñas. "Por eso ahora los clientes compran más relajados; algunos incluso esperan directamente a las segundas rebajas", apunta Amengual.

Una estrategia que, según el presidente de la patronal Afedeco, Toni Gayá, ha seguido el sector este invierno, ayudado por los bonos de descuento impulsados por el Govern y el Ayuntamiento de Palma, la campaña de Black Friday, las promociones de Navidad y las iniciativas de las propias patronales. Así, los comercios han logrado mantener un ritmo constante de ventas y diversificarlas a lo largo de los últimos meses, explica el representante.

19

Primer día de rebajas: «Esperamos salvar la temporada de Navidad, que ha sido nefasta»

Con todo, y pese a los intentos de mantener a flote el sector, la temporada de Navidad ha sido "nefasta", afirma el presidente de la Asociación de Comercios de Jaume II, Pedro Mesquida, propietario de las tiendas de moda Xino's. Para el empresario, este último mes ha sido "uno de los peores diciembres de la historia" respecto al volumen de ventas, probablemente "debido al fuerte aumento de contagios y al freno que ha puesto la covid a los planes de viaje de los turistas". Por este motivo, Mesquida recibe la campaña de rebajas con perspectivas de recuperación: "Esperamos salvar la temporada de Navidad...aunque de momento ha habido poca gente", recalca.

Y es que, con el panorama que traza la pandemia, cabe conformarse con poco. Miguel Riera, el dueño de la zapatería Neus Palou, celebra que, por lo menos, durante los últimos meses, los ingresos del negocio "han llegado a cubrir los gastos", y recuerda que es importante afrontar la campaña con "optimismo": "Hay que seguir luchando, no hay que bajar la guardia. Del pesimismo nunca se sacan buenos resultados", manifiesta. De cara a la campaña, el empresario ha puesto en oferta todos los productos con rebajas que varían entre el 15% y el 30% en función del modelo; "descuentos reales", remarca Riera, en alusión a los negocios que inflan los precios previamente.

Por otro lado, algunos comerciantes, como Bárbara Glorioso, propietaria de la tienda de ropa La Casa de las Muñecas en la calle Sindicato, han observado más afluencia en sus negocios los últimos días: "Muchos vienen primero a mirar, y luego vuelven a comprar por las rebajas".

En realidad, éste podría ser uno de los motivos por los que el primer día de campaña haya funcionado a medio gas, según el presidente de la patronal Pimeco, Antoni Fuster, que admite que la primera jornada "nunca suele ser el mejor día" y espera que el punto álgido se produzca entre la tarde del viernes y el sábado. De momento, y a la espera de que los gigantes del sector arranquen con los descuentos masivos, los pequeños comercios reciben a los compradores con ilusión y la esperanza de recuperarse después de una floja temporada navideña.

Compartir el artículo

stats