Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contagios en Baleares: 288 pacientes en planta y 46 en UCI elevan la presión asistencial por la covid-19

Ayer se informó de la primera muerte en residencias desde el pasado 14 de febrero

Son Espases está rediseñando su actividad para hacer frente a la creciente patología covid. Manu Mielniezuk

Los nuevos contagios por covid-19 parecen avanzar al ritmo de la vacunación y el sistema sanitario, tanto público como privado, comienza a tensionarse en unos momentos en que el personal sanitario está disfrutando de unas merecidas vacaciones y los compañeros que se han quedado en sus puestos no dan abasto para atender una demanda asistencial que crece día a día.

Que cada vez hay más gente ingresada en hospitales a causa de la covid-19 queda demostrado por las datos oficiales que ofrece cada día la conselleria de Salud. Ayer los hospitales públicos y privados de las islas acogían a un total de 334 pacientes con esa patología frente a los 300 que se comunicaron la jornada precedente, un 11.3% más. De ellos, 288 permanecían ingresados en planta, 33 más que la víspera, y 46 en la UCI, con un paciente crítico más respecto a la última notificación oficial del pasado domingo.

Asimismo, ayer se comunicaron 551 nuevos contagios, 164 menos que el domingo pero obtenidos con una tasa de positividad (porcentaje de pruebas positivas sobre el total realizadas) más alta, del 14,12%, frente al porcentaje de positividad del 13,9% de la jornada anterior.

Aparte de estos pacientes en planta, el Servei de Salut atendía a otros 10.642 contagios que, previsiblemente, pasaban el aislamiento preceptivo en su domicilio bajo la supervisión de Atención Primaria. Hasta el momento un total de 76.910 personas han pasado la covid-19 en este archipiélago.

Primera muerte en residencias

También se comunicó un nuevo fallecimiento que sitúa la mortandad acumulada desde el inicio de la pandemia en las 855 defunciones y que posteriormente el departamento de Salud confirmó que se trataba del anciano de sa Residència de Eivissa que murió el pasado jueves y que Epidemiología tenía pendiente de atribuir su defunción. Este fallecimiento sería el primero en residencias de ancianos en esta quinta ola y la primera defunción en estos centros desde el pasado 14 de febrero.

Y otra muerte en este centro acontecida este último fin de semana todavía no habría sido atribuida al SARS-CoV-2.

Y es que la situación en las residencias de ancianos y discapacitados también parece desbaratarse. Si el pasado viernes había ya 51 usuarios y 40 trabajadores positivos, ayer eran 57 y 45, respectivamente.

En Mallorca, la Llar d’Ancians ha debutado en esta quinta ola pandémica con dos usuarios contagiados mientras que en la residencia Huialfàs de sa Pobla ayer se contabilizaban 14 usuarios afectados de los que 13 estaban hospitalizados y uno de ellos falleció por causas ajenas a la covid, informó Salud. En la Posada dels Olors de Artà permanecían ayer contagiados cuatro usuarios.

En sa Residència de Eivissa había 32 usuarios afectados por la covid delos que 22 la están pasando en el propio centro, 8 habrían precisado hospitalización y los dos mencionados que no habrían superado esta nueva crisis. Can Blai y Cas Serres, con 3 y 1 usuarios afectados y Santa Rita en Menorca con otros 4, completan los contagios por covid-19 en este ámbito.

Si alguien es representativo de la situación del Servei de Salut, lo es en su grado máximo Son Espases, su hospital de referencia. Un centro que ayer tenía a 95 pacientes ingresados por covid-19, 20 de ellos en la UCI.

Pues bien, si ayer tenía ya a 4 unidades de hospitalización de adultos ocupadas exclusivamente por pacientes pandémicos, el hospital ya se plantea reconvertir para este patología otra planta, la 2-O.

La actividad quirúrgica, tanto la que requiere ingreso como la ambulatoria, se ha reducido mucho como también lo ha hecho la labor de los gabinetes. Tan solo están garantizadas las operaciones oncológicas, preferentes y urgentes. Y también se ha solicitado a los servicios con pacientes no covid que agilicen las altas y que realicen de forma ambulatoria las pruebas pendientes.

Asimismo, la gran afluencia a Urgencias (con cifras de 450 pacientes diarios) ha obligado a que los servicios de Oftalmología, Otorrinolaringología y Traumatología tengan que hacerse cargo de sus pacientes para que los urgenciólogos puedan echar una mano a las unidades covid.

Compartir el artículo

stats