Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

Colapsadas las urgencias de Son Espases por falta de camas y enfermeras

A las dos de esta tarde había 52 pacientes esperando subir a planta y 5 de ellos lo hacían desde el pasado lunes, más de 70 horas aguardando

Una imagen tomada hoy en el servicio de Urgencias de Son Espases

Una imagen tomada hoy en el servicio de Urgencias de Son Espases SAE

Como una molesta enfermedad que vuelve de forma periódica y recurrente, las urgencias de Son Espases amanecieron hoy colapsadas después de tres días de intensa actividad y con no menos de cinco pacientes en la sala de observación esperando una cama que quedara libre para subir a planta desde el pasado lunes, más de 70 horas. 

Y los médicos del servicio que contactaron con este diario para denunciar este nuevo colapso, el anterior se produjo el pasado 27 de abril, tenían bien claro los motivos del mismo: La falta de camas para hospitalizar a los pacientes más graves porque no hay enfermeras para atenderlas ya que la mayor parte de las profesionales de este colectivo se encuentra inmersa en la campaña de vacunación masiva, y por el incremento de la actividad quirúrgica programada con objeto de rebajar unas listas de espera quirúrgica disparadas por la pandemia.

Y la tercera pata de esta inestable silla la conformaría la ralentización y la escasez de consultas presenciales en Atención Primaria. «El lunes un paciente me dijo que había acudido a nuestras Urgencias porque había pedido una cita presencial en su centro de salud y se la habían dado… ¡para dentro de tres semanas! Por eso decidió presentarse aquí», explicaba uno de los médicos denunciantes de una situación que se reedita cada cierto tiempo, sobre todo durante los periodos estivales, sin que los poiíticos y gestores sanitarios encuentren la fórmula para evitar estas situaciones muy incómodas y denigrantes para los pacientes.

A falta de datos oficiales, a las dos de la tarde de hoy facultativos del servicio detallaban que había 52 pacientes ya diagnosticados y ubicados en las dependencias de urgencias esperando una cama en planta. Y que, en total, en todo ese área hospitalaria había 34 pacientes en boxes, 27 en la zona de camillas, 33 en Observación y 17 en Consultas.

El sindicato de técnicos de enfermería (SAE), autor de la imagen del día que ilustra esta información, también se hizo eco de una saturación asistencial en un servicio en el que, estimó, habían llegado a aglomerarse ayer hasta 121 pacientes.

«En el área de camillas había esta mañana 31 personas cuando es un espacio pensado para 21 por lo que no se podían mantener las distancias de seguridad», lamentaba un facultativo la calidad asistencial que estaban ofreciendo por, en su opinión, una mala gestión de los recursos. «Y me consta que en urgencias de Son Llàtzer están igual», añadió.

Este médico que, como dato demostrativo de la elevada presión asistencial que están padeciendo estos últimos días aportó las 510 urgencias que atendieron el pasado lunes, señaló que están viendo patologías de todo tipo como consecuencia, reiteró, de la escasa resolutividad actual de la Atención Primaria.

«De covid-19 apenas vemos nada ya. Haremos un par de ingresos semanales como mucho y de personas que aún no están vacunadas y jóvenes. Pero del resto hay mucha cosa. ¡Ya no sabemos dónde colocar a los pacientes!», se lamentaba.

Abrirán 18 camas desplazando a profesionales para atenderlas 

Fuentes oficiales del hospital de Son Espases admitieron la sobrecarga asistencial de sus urgencias pero matizando que a las cinco de la tarde de ayer todos los pacientes aglomerados en el servicio de Urgencias tenían ya cama asignada a las que irían subiendo a lo largo de la tarde excepto nueve de ellos.

Asimismo señalaron que en breve se abrirán otras 18 camas más y que, para atenderlas, tendrían que desplazar a enfermeras de otros servicios toda vez que es imposible contratar hoy en día a estas profesionales escasas.

Entre los motivos de esta saturación asistencial, las citadas fuentes no dudaron en apuntar al incremento de la actividad quirúrgica programada que el hospital está llevando a cabo para reducir las listas de espera.

Compartir el artículo

stats