Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los veterinarios de Baleares advierten que solo se pondrán la segunda dosis de AstraZeneca

Los responsables del bienestar animal se suman a los farmacéuticos en la petición de libertad de elección y critican la poca fiabilidad del estudio

Unos viales de la cuestionada vacuna anglosueca preparados para ser utilizados.

Quizá la conselleria de Salud no tomase partido en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud sobre con qué segunda dosis debía completarse la inmunización de sus ciudadanos menores de 60 años a los que se inoculó una primera pauta de AstraZeneca, a diferencia de otras CC AA afines al color político del Gobierno central, pero los propios afectados con más conocimiento de causa sí lo están haciendo.

Así, el Colegio de Veterinarios de las Illes Balears (COVIB) remitió este pasado miércoles una carta a la consellera de Salud, Patricia Gómez, en la que le reclaman que, tras conocer la decisión de Sanidad de completar la inmunización con una segunda dosis de Pfizer, se les deje elegir con qué fármaco concluyen la pauta. De esta manera se sumaban a una iniciativa similar realizada hace unas semanas por el Colegio de Farmacéuticos (COFIB) y a la propia opinión del presidente del Colegio de Médicos (COMIB), José Manuel Valverde.

Su presidente, Ramon García, aseguró a este diario que «muchos compañeros me han manifestado que van a renunciar a ponerse la segunda dosis de la vacuna si no es la de AstraZeneca por la incertidumbre que han generado. Nos ha indignado que nos vistan de objetivo el estudio realizado por el Carlos III, que nos quieran vender esa moto».

Ningún sanitario lo aceptará

En la misiva, los veterinarios exponen los argumentos en los que sustentan su petición entre los que figuran, efectivamente, sus dudas sobre la credibilidad del estudio realizado por el Instituto Carlos III. «No se fundamenta en la evidencia científica, como se ha cansado de anunciar el ministerio de Sanidad. Porque realmente ningún sanitario puede aceptar como evidencia el resultado preliminar de inmunogenicidad y seguridad del estudio Combivacs sobre la pauta heteróloga de vacunación realizado por el Instituto Carlos III», explican lamentando que se haya «desarrollado en un par de semanas y con un número de pacientes muy bajo».

Ramon García detalló que aproximadamente al 60% de sus 700 afiliados se les habría inoculado la primera dosis de AstraZeneca aunque en realidad estaríamos hablando de más personas ya que, reveló, en los listados facilitados a Salud para la vacunación incluyeron también a todo el resto del personal que trabaja en los centros veterinarios.

«Hubo gente que renunció a vacunarse (con AstraZeneca) por las noticias alarmantes que surgieron sobre los trombos, pero fueron muy pocos», reveló congratulándose de que a su colectivo se les puso la primera dosis a finales del mes de febrero por lo que aún estarían en el periodo ventana en el que podrán recibir la segunda dosis sin problemas.

Sanidad permitirá segundas dosis de AstraZeneca previo consentimiento

Sanidad permitirá segundas dosis de AstraZeneca previo consentimiento Agencia ATLAS / Reuters

La misiva continúa recordando que tanto las recomendaciones de la Agencia del Medicamento Europea (EMA) como de las más relevantes sociedades médicas y profesionales de España y de la propia Ponencia de Vacunas, «hace difícilmente asumible aceptar una pauta vacunal heteróloga para las personas que hemos recibido la primera dosis de AstraZeneca».

Concluyen por tanto solicitando que «las personas afectadas puedan elegir individualmente la vacuna que se les debe administrar en esta segunda dosis, es decir, que puedan completar la pauta de vacunación con AstraZeneca si así lo desean».

«Estudio de la señorita Pepis»

José Luis Valverde, presidente del Colegio de Médicos de Balears, matizó antes de comenzar que su opinión era personal, que no reflejaba el parecer aún no manifestado de la institución colegial.

«Nos intentan vender una pauta de vacunación diferente con un estudio de la Señorita Pepis realizado con 670 personas de las que a solo unas 400 se les puso realmente la vacuna Pfizer. Un estudio con una base científica muy discreta y un bajo número de pacientes participantes», expresó a las claras su opinión.

Por tanto el doctor Valverde recomendó a todas las personas que se encuentren en esta situación que «si la primera dosis no les ha generado ningún problema, difícilmente se los va a dar la segunda. Se trata de una vacuna excelente y el miedo hay que tenérselo al virus, no a ella», concluyó.

Compartir el artículo

stats