Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ofensiva de diputados de Baleares en el Congreso para exigir el REB a Sánchez

Se aprueba que las Cortes debatan eliminar las prospecciones, pero el PSOE tumba permitir al Govern regular las rebajas

Josep Ferrà, Josep Melià y Sebastià Sagreras.

Josep Ferrà, Josep Melià y Sebastià Sagreras.

El Congreso de los Diputados tenía previsto ayer debatir la toma en consideración de dos proposiciones de ley sobre Balears, una sobre eliminar las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo, que fue aprobada, y otra sobre permitir que el Govern regule las rebajas del comercio, que PSOE y Podemos tumbaron. Lo que no tenía previsto es la ofensiva de tres diputados del Parlament para exigir a Pedro Sánchez la inclusión del factor de insularidad del Régimen Especial de Balears (REB) en los presupuestos del Estado.

Los diputados Josep Ferrà (Més), Sebastià Sagreras (PP) y Josep Melià (El Pi) fueron enviados a Madrid para defender las dos proposiciones de ley. No obstante, los tres aprovecharon sus intervenciones para meter la cuña reivindicativa con el REB. Ferrà afirmó que «Balears está en la mente de muchos como un territorio de reyes y de yates. Nada más lejos de la realidad, somos un país explotado con un déficit crónico de financiación y el más azotado por la crisis económica de la covid-19. Todo ello en un año en que nos han vuelto a mentir y no veremos el REB».

Josep Melià ligó su defensa de que el Govern pueda volver a regular las rebajas del comercio para recordar que Sánchez «sigue ignorando a Balears con el REB». El popular Sebastià Sagreras fue más lejos y utilizó la polémica de las expropiaciones de pisos a grandes tenedores para asegurar que Pedro Sánchez «nos expropia el factor insular del REB que nos había prometido». Sagreras también criticó que Balears siga a la cola en vacunas entregadas.

Prospecciones y Rebajas

El Congreso de los diputados aprobó, con la sola abstención de Vox, tomar en consideración debatir el impulso de una ley para prohibir de forma definitiva las prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo. La proposición había sido aprobada por unanimidad por el Parlament hace dos años y ahora se ha debatido. Solo es un primer paso para que la Cortes inicien un debate al respecto.

Para defender la postura acordada por unanimidad en la cámara autonómica se eligió al diputado de Més, Josep Ferrà; al del PP, Vicente Marí, y al de Izquierda Unida integrado en Podemos, Pablo Jesús Jiménez. Los tres parlamentarios relataron el movimiento contra las prospecciones, la importancia ecológica y turística de prohibir los sondeos y el gran rechazo social que han generado. Recibieron el apoyo de todo el Congreso, excepto el de Vox, que consideró la iniciativa un «empobrecimiento» no explotar todos los recursos energéticos.

Regulación de las rebajas

Donde la delegación de Balears no obtuvo tanto éxito fue en la proposición para pedir que las comunidades autónomas puedan regular las rebajas del comercio, una medida que en 2012 el PP quitó a las autonomías con el argumento de hacer frente a la crisis económica. La propuesta, defendida por Josep Melià, Sebastià Sagreras y el socialista Enric Casasnovas era que el actual modelo de rebajas beneficia a las grandes cadenas y a la venta por internet, pero perjudica al pequeño comercio. El PSOE y Podemos votaron en contra de la propuesta surgida del Parlament, cuando estos mismos partidos la habían apoyado por unanimidad en Palma.

Los socialistas de Madrid entregaron al diputado nacional por las islas, Pere Joan Pons, la difícil papeleta de rechazar la iniciativa acordada por el Parlament. Lo hizo con el argumento de que «ahora no es el momento a raíz de la pandemia». El vicepresidente del Govern, el podemita Juan Pedro Yllanes, había anunciado declaraciones en Madrid, ya que él gestiona el comercio en el Govern. Sin embargo anuló su viaje. Desde su departamento apuntaron que no viajó por el rechazo de la iniciativa de PSOE y Podemos, estaba indispuesto.

Obra Cultural Defiende en Madrid la diversidad lingüística

El presidente de la Obra Cultural Balear, Josep de Lluís, junto con otras entidades hermanas de Valencia, Cataluña, País Vasco o Galicia, defendieron ayer en Madrid el «derecho de las personas y los pueblos a utilizar su lengua». Un manifiesto en contra de la discriminación lingüística que sufren lenguas como el catalán. Al manifiesto también se sumó Més per Mallorca y el senador Vicenç Vidal.

Compartir el artículo

stats