Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Sientes angustia al ver que gente como tú debe coger las armas»

Ciudadanos de origen armenio establecidos en la isla explican cómo viven el conflicto bélico desde la distancia y aportan su testimonio para dar a conocer lo que está pasando en su país

Irina Vardanyan, Artur Sharluyan, Karen Tadevosyan e Igor Saakov.

Irina Vardanyan, Artur Sharluyan, Karen Tadevosyan e Igor Saakov.

Los armenios que viven en Mallorca lo hacen desde hace días con el corazón en un puño, casi sin dormir y buscando el consuelo de sus compatriotas. Su país está siendo atacado por Azerbaiyán, un conflicto bélico en toda regla por el dominio del territorio Nagorno Karabaj, en el que, independientemente de las razones que lo han provocado, lo más grave es que la población sufre bombardeos y ataques diarios y los civiles, sobre todo jóvenes, se han convertido en soldados. Desde aquí, algunos se suman a las movilizaciones internacionales para llamar la atención del mundo.

La abogada Irina Vardanyan nació en la capital de Armenia y desde hace 13 años vive en Mallorca, como su madre. Desde la distancia, permanece en contacto diario con sus seres queridos temiendo recibir la peor de las noticias. Su hermano, su tía, muchísimos amigos siguen allí. El hijo de unos de ellos está luchando y sus padres esperan durante 24 horas una llamada «para saber si sigue vivo». Es el único modo para saber cómo está, «es muy triste, muy doloroso y la verdad, la única esperanza que tenemos es que este conflicto acabe, porque son muchas vidas, muchas personas que nos importan muchísimo...», explica. En un país castigado por un genocidio y con conflictos bélicos, ella recuerda la última guerra que vivió, siendo universitaria. Durante años se quedaron sin suministros básicos, «pero la gente decidió quedarse y seguir adelante».

Su marido, Artur Sharluyan, está pensando seriamente en regresar a Armenia, de donde salió con 10 años. Es pediatra en Son Espases y a través de vídeos en redes sociales reclama ayuda internacional para frenar los ataques azaríes y de tropas turcas sobre Armenia y Karabaj. Pero también para explicar su visión de esta guerra. «Ellos luchan por dinero, nosotros luchamos por nuestros seres queridos. Esa es la diferencia», afirma. «Sientes angustia cuando ves que a gente como tú no le queda más remedio que coger las armas», añade Artur.

«La comunidad internacional debe condenar activamente y obligar a Azerbaiyán y Turquía a detener la violencia. Nosotros respondemos de una forma proporcional para defendernos y responderemos. Necesitamos diplomacia, no queremos escalar el conflicto porque queremos vivir», declara este pediatra en uno de esos vídeos, que ha realizado «para hacer llegar ese mensaje humanitario».

«Desde la lejanía se hace difícil, estamos sin dormir, vamos como zombies, pero fíjate que los que nos calman son la gente de allí, nos dicen que estemos tranquilos, que cada uno tiene su papel, que ayudemos desde aquí, que ellos están dispuestos a dar su vida por la libertad y por la seguridad de sus hijos, porque al final se trata de eso», añade Artur.

Karen Tadevosyan es un empresario que ha vivido durante muchos años en Los Ángeles y ahora se ha instalado en Mallorca. Como el resto, afirma que no duerme, que le duele la cabeza, y está pendiente constantemente del móvil, de las noticias que le llegan. «Nos han atacado por todas partes», remarca sobre la situación del pueblo armenio.

Los cuatro prestan su testimonio para dar a conocer lo que está pasando. «Lo que decimos es que queremos la paz», apostilla Igor Saakov, quien trabaja en hostelería.

«Uno piensa que el siglo XXI traería cosas nuevas. Desgraciadamente, nos ha traído algo que no habíamos pedido», lamenta Irina sobre este nuevo conflicto.El senador mallorquín Vicenç Vidal tildó de «agresión salvaje» el ataque de Azerbayán apoyado por Turquía en el territorio armenio de Nagorno Karabaj reclamado por la república azerí, expresando su preocupación por el conflicto. Unas palabras que han tenido repercusión internacional y que llegaron a la propia televisión pública de Armenia.

Los informativos de la televisión armenia dedicaron una pieza sobre las reacciones y muestras de apoyo al país desde España, dedicando parte de ella a las palabras del senador de Més por designación autonómica en la cámara alta.

En su pregunta, Vidal reconoció la independencia de la República de Artsaj -declarada en 1991 en el territorio de Nagorono Karabaj aunque sin reconocimiento internacional- y avisó que «los ataques mediante drones kamikazes del ejército de Azerbayán contra población civil indefensa y la implicación en las filas azerís, vía Turquía, de mercenarios yihadistas procedentes de Siria y Libia, dan una imagen muy nítida de lo que está pasando y del apoyo que hay que dar a una nación democrática rodeada de enemigos, como es Armenia», expresó el senador mallorquín.

Compartir el artículo

stats