Suscríbete 1,5 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

La Guardia Civil busca los millones de Lujo Casa en el extranjero

Localizan dos cuentas corrientes a nombre del entorno del promotor Carlos García Roldán, presunto cerebro de una millonaria estafa

Carlos García Roldán, presunto cerebro de la estafa millonaria.

Carlos García Roldán, presunto cerebro de la estafa millonaria.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Algaida y los juzgados de instrucción de Palma están buscando en el extranjero los millones de euros presuntamente estafados por la trama de Lujo Casa Balearmillones de euros presuntamente estafados por la trama de Lujo Casa Balear, una promotora dirigida por el fugado Carlos García RoldánCarlos García Roldán, y que en unos meses se apoderó de más de 7 millones de euros entregados a cuenta por más de 200 personas por pisos y chalés que nunca empezaron a ser construidos. De forma paralela, los dos encarcelados por este caso, el empresario inmobiliario Michele Pilato y el maestro de obras José Antonio Mir, llevan más de mes y medio en prisión y sus defensas estudian solicitar su libertad provisional a instrucción 11.

Comisiones rogatorias

Los investigadores del caso Lujo Casa están tras la pista de dos cuentas corrientes que García Roldán tenía en un país extranjero, al que se han remitido comisiones rogatorias para inmovilizar los posibles fondos.

La Guardia Civil y el juzgado de instrucción 3 de Palma han bloqueado así mismo cuentas corrientes en España a nombre de los investigados y de sus sociedades. Estos depósitos arrojaban a principios de septiembre un saldo superior al millón de euros, pero el grueso del dinero supuestamente estafado ha desaparecido.

También se han embargado varios inmuebles, entre ellos alguno de los escasos solares que la trama tenía en propiedad.

Otros inmuebles no han podido ser intervenidos porque García Roldán y sus presuntos cómplices no eran sus dueños y solamente poseían opciones de compra sobre los mismos o ni tan si quiera eso. Los problemas pueden surgir a la hora de repartir ese dinero entre las decenas de afectados, siempre que se condene a los investigados y a sus sociedades.

Los denunciantes entregaban diversas cantidades, entre los 20.000 y los 200.000 euros, a cuenta sobre el precio de unas viviendas que nunca se construyeron, aunque aparecían muy atractivas sobre plano. García Roldán, Pilate y Mir, presuntamente, habrían encandilado a los compradores ofreciéndoles precios más baratos que los del mercado y presentándoles unos atractivos planos de los pisos y chalés.

De momento, dos de los implicados, Michele Pilato y el constructor o maestro de obras José Antonio Mir, están en prisión preventiva desde el pasado 31 de agosto. Los cargos que pesan sobre la supuesta trama son de estafa agravada por su cuantía y número de afectados, organización criminal, alzamiento de bienes, falsificación de documento y organización criminal, penados con elevadas condenas.

Por otro lado, la búsqueda de Carlos García Roldán, el supuesto cerebro de la mayor estafa inmobiliaria de las últimas décadas en Balears y que huyó de Mallorca hace varios meses cuando se empezaron a acumular las denuncias y querellas contra él, no se ha paralizado.

García Roldán, al parecer, se refugió primero en Cataluña, donde concertó una cita con su abogado mallorquín al que dejó plantado. Después salió de España con rumbo, al parecer, a un país sudamericano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats