Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis

Sobre todo, no dimita

Por Matías VallésLa noticia no reside en que Biel Barceló disfrutara de una semana gratis total en Punta Cana, dentro de sus interminables vacaciones vicepresidenciales. Lo sorprendente es...

Sobre todo, no dimita

La noticia no reside en que Biel Barceló disfrutara de una semana gratis total en Punta Cana, dentro de sus interminables vacaciones vicepresidenciales. Lo sorprendente es que interrumpiera sus jornadas de asueto para personarse ayer en el Parlament. Este sacrificio le imponía una ruptura traumática con su merecido descanso navideño.

Según los estándares del PP, las vacaciones pagadas a Barceló por un empresario bajo su control no solo serían aceptables, sino irrelevantes. Sin embargo, el Pacto de Progreso presumió de incorporar una nueva forma de ejercer la política, hecha trizas porque el vicepresidente del Govern copia el comportamiento del ministro popular de su ramo, el canario Soria.

Dado que el amigo y miembro del gabinete de M. Rajoy acabó por abandonar el cargo, cabe suplicarle a Barceló que sobre todo, no dimita. Sus continuas infracciones de los códigos éticos se han convertido en un material informativo de valor inapreciable para etiquetar al Pacto de Progreso. Por no hablar de su contribución a una actualidad en ebullición.

Barceló acepta el regalo de una semana en el Caribe días después de que su número dos Pilar Carbonell declarara como imputada, por un presunto trato de favor a un empresario turístico. El desliz de la directora general fue meramente verbal, el vicepresidente ha confraternizado en cuerpo y alma.

Cursach cae mal a todo el mundo y Barceló cae simpático al mismo mundo. Sin embargo, el vicepresidente se comporta como un perfecto irresponsable, con una edad política en torno a los once años. Provoca una sonrisa, hasta que se advierten sus devastadores efectos. Ronda el sarcasmo que contabilice el regalo de una botella de perfume y se olvide de anotar una semana en el Caribe. Y si todo es normal, ¿por qué ocultó el viaje incluso sus atribulados compañeros e grupo parlamentario?

Compartir el artículo

stats