Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ola de calor

Las elevadas temperaturas impulsan las ventas del comercio isleño

La demanda de equipos de ventilación registra aumentos que casi duplican los de 2014

El mayor incremento en las ventas se registra en los equipos de ventilación.

El mayor incremento en las ventas se registra en los equipos de ventilación. Anabel Ruiz

El comercio tradicional de Mallorca ha calificado el pasado mes de junio como el mejor desde que se inició la crisis, y julio ha comenzado con una importante reactivación de las ventas de textil y de equipos de ventilación. Tras este incremento en el consumo de las últimas semanas se encuentran dos factores fundamentales, según destacan los empresarios consultados, y uno de ellos es la ola de calor que se está cebando sobre el archipiélago. Un dato refleja este hecho: en las grandes superficies la comercialización de ventiladores está creciendo a ritmos que se sitúan en torno al 75%, con un último fin de semana en el que algunos establecimientos han llegado a agotar varios de estos productos y han tenido que correr para solicitar su reposición.

Como se ha indicado, dos son los factores que se apuntan como básicos para explicar el aumento de la demanda, y además de las elevadas temperaturas se señala también una mayor capacidad de compra de los isleños, fruto de una recuperación en la confianza por lo que al mercado laboral se refiere, que durante este verano se está sumando a las ya tradicionales compras por parte de los turistas.

En esta primera semana de julio, coincidiendo además con la aplicación de las rebajas, las ventas de moda y complementos están registrando un incremento que se cifra entre un 5% y un 8% respecto a las mismas fechas de 2014, manteniendo así un impulso que comenzó a detectarse en junio. Según empresarios del sector, el hecho de estar afectados por una ola de calor ha ayudado a elevar la demanda de ropa de verano, y no se duda en calificar el inicio de las rebajas de "muy positivo".

Pero los datos más relevantes parten de los establecimientos con oferta de equipos de ventilación y de aire acondicionado, especialmente intensa en los primeros, con incrementos que prácticamente duplican la demanda que se daban hace un año, debido a que su utilización puede ser inmediata y no precisa de instaladores en unas fechas en que muchos de estos profesionales se encuentran saturados de trabajo.

El problema para algunos pequeños establecimientos está siendo hacer frente a unas compras tan elevadas durante los últimos días, lo que ocasiona problemas a la hora de reponer material. Hay que tener en cuenta que la inmensa mayoría de los aparatos de ventilación se fabrican en el extranjero, fundamentalmente en China, y un contenedor con estos productos puede tardar en llegar entre 30 y 45 días, según apunta Tomás Macías, representante de la asociación de Comercio de Pimem. Eso implica que aquellas tiendas isleñas que se hayan quedado cortas a la hora de llenar sus almacenes con ventiladores o equipos de aire acondicionado pueden encontrarse sin reservas y sin posibilidad de reponer algunos modelos.

Este aumento de la demanda ha sido especialmente evidente durante el pasado fin de semana, y desde alguna gran empresa no se oculta que cerca ha estado de agotar las existencias que tenían en exposición, lo que obligó ayer a intensificar su sustitución.

La mayoría eleva sus ventas

La mejoría que el comercio isleño está registrando durante los primeros días de este mes mantiene la tendencia positiva detectada en junio. Según una encuesta realizada por la patronal Pimeco, durante el mes pasado el 52% de los establecimientos de textil vieron como sus ventas superaban las conseguidas durante el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que en un 30% de los casos éstas se mantuvieron en niveles similares y en un 18% evolucionaron a la baja. Un aspecto a destacar es que aunque tradicionalmente Palma presenta mejores resultados que la part forana, también ésta mostrando unos buenos porcentajes, ya que si en la capital isleña son un 54% los comercios que han evolucionado al alza, en el resto de municipios de la isla la mejoría ha alcanzado a un 50% de los establecimientos.

Este dato explica que la nota que el sector ha dado al mes de junio sea de un 6, la más alta desde que se inició la crisis. Por detrás quedan el 5,8 del pasado diciembre (una campaña navideña que ya reflejaba una reactivación), y de julio de 2008.

Según el presidente de Pimeco, Bernat Coll, esta mejoría está siendo lenta pero perceptible, y se sustenta en buena medida en la ya mencionada recuperación del gasto por parte de los residentes en la isla, aunque no se oculta que existe el lastre que suponen los bajos salarios que se abonan en las nuevas contrataciones.

Compartir el artículo

stats