Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bauzá organiza su fiesta de despedida

El aún presidente convoca a todos los cargos y asesores del Govern a una cena el jueves, pagando a escote

Bauzá quiere irse a lo grande en Binicomprat.

Bauzá quiere irse a lo grande en Binicomprat. guillem bosch

­José Ramón Bauzá se despide, y quiere hacerlo con una cena a lo grande, rodeado de la mayoría de altos cargos de su Govern que le han profesado fidelidad. El evento tiene una doble lectura, ya que no se trata de solo de dar la imagen ante la izquierda de un líder que sigue vivo y arropado por sus colaboradores en esta legislatura; en clave interna es también una demostración de poder ante sus críticos, que hasta ahora no han conseguido que asumiera la derrota electoral y dimita.

Mientras los regionalistas permanecen aletargados, Bauzá parece reaccionar. Todas las conselleries han recibido una invitación en su nombre, procedente del Consolat: “Al presidente le gustaría hacer una cena de despedida con todos los cargos de esta legislatura”. La cita se ha fijado para el jueves que viene en el restaurante Binicomprat de Algaida. Pueden asistir los consellers, directores generales, gerentes de empresas públicas, asesores, jefes de prensa... Eso sí, el ágape no irá a cargo del PP balear, sino que costará 15 euros por cabeza.

El escenario de las lechonas

En las invitaciones enviadas por Presidencia no aparece el menú, aunque cabe suponer que será lechona asada, el plato estrella en campaña. La instantánea de Bauzá repartiendo papeletas a simpatizantes de la tercera edad en ese mismo escenario, con los camareros justo detrás sirviendo la comida, fue una de las escenas más comentadas antes de las elecciones.

Aunque sigue “atrincherado en el Consolat” -utilizan la misma metáfora dos destacados miembros del PP-, ayer Bauzá reapareció públicamente y sembró dudas sobre el futuro económico de la Comunidad a raíz de su desalojo del poder. El presidente en funciones del Govern aseguró ayer que “tenemos un pacto del caos”, y “eso desgraciadamente lo que implica” es que “hoy ya hay fuga de capitales” en Balears. Una situación que el presidente del PP atribuye a la incertidumbre generada por la falta de acuerdo de la izquierda. La candidata popular a la alcaldía de Palma, Marga Durán, ya hizo la misma advertencia hace una semana.

“Lo que realmente nos preocupa es que hoy hay fuga de capitales, hay fuga de inversores. No de hoy, sino de hace dos semanas”, insistió en alertar el político del PP. “A mí me consta personalmente que hoy hay inversores que han decidido no llevar a término determinados proyectos de inversión en nuestras islas, y eso es todo lo contrario de lo que necesitamos”, remachó. “Simplemente estamos viendo lo que anticipamos” durante la campaña, aseveró el todavía número uno de los conservadores en las islas. En especial, atacó a la marca blanca de Podemos en la capital, Som Palma: “les pregunta a sus afiliados ‘¿qué queréis que hagamos?’ Les dicen que no quieren un pacto con el PSOE, y ellos hacen todo lo contrario porque se ve que no les importa lo que les dicen sus afiliados, con tal de conseguir la silla”.

Bauzá acudió a un acto con la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, y aprovechó el foro para cargar duramente contra PSIB-PSOE, Podemos y Més, que en breve le desalojarán del Consolat. “Es [un pacto] caótico antes de empezar”, señaló. En opinión de Bauzá, “tienen una cosa en común, el único objetivo era conseguir la silla” y que “no gobernase el PP”.

Web oficial del Govern

El jefe del Ejecutivo en funciones colgó un archivo de audio con las declaraciones contra socialistas, Podemos y Més en su cuenta personal de Twitter, y a la vez el Govern lo colgó en su web oficial. Posteriormente, el corte de voz fue eliminado de ambos sitios.

En esta nueva salida a escena, una de las pocas desde el 24-M, Bauzá lanzó otro mensaje: “Seguimos trabajando, nuestro objetivo más inmediato es ganar las próximas elecciones generales”. Toda una declaración de intenciones, y es que el líder del PP balear sigue aferrado al mando internamente, sin que nadie rechiste. Bauzá se ha propuesto dejar colocados a sus fieles, y la candidatura al Congreso es una oportunidad de oro, con la que está cayendo en su partido.

Entretanto, los críticos contemplan desesperados como el partido se está deshilvanando. “Estamos perdiendo todos los Ayuntamientos”, se quejaban amargamente ayer algunos dirigentes. Felanitx, Llucmajor o ses Salines han sido algunos de los pueblos donde el PP confiaba en tener la alcaldía gracias pactos con El Pi, pero este partido ha preferido apoyar a la izquierda. Precisamente, ayer la formación de Jaume Font tachó de irresponsable al PP por haber pedido el lunes que Podemos entre en el Govern: “No saben qué quieren, ni hacia dónde van”, criticó el líder del PI. También a Bauzá, “que no ha escuchado a nadie y ha hecho una política radical contra la educación, la cultura propia, la pequeña y mediana empresa, la sanidad...”

Compartir el artículo

stats