Declaración de la Renta 2017/2018

Deducción por adquisición de vivienda habitual

Esta desgravación puede suponer hasta 1.356 euros para el contribuyente si se cumple con los requisitos

30-03-2019Meneame
La deducción por compra es una de las más empleadas.
La deducción por compra es una de las más empleadas.. GETTY IMAGES.

REDACCIÓN Una de las desgravaciones más importantes de la declaración de la renta es la deducción por adquisición de vivienda habitual. Para el contribuyente, puede suponer hasta 1.356 euros, o el doble en el caso de las parejas si la declaración se realiza de forma separada. Para ello hay que cumplir una serie de requisitos, además de saber que desde el año 2013 está restringida.

En esencia, la deducción por adquisición de vivienda habitual permite, con carácter general, desgravar el 15% del dinero aportado en el año fiscal, siempre sobre una base máxima de 9.040 euros, lo que deja el máximo que el contribuyente se puede deducir hasta un máximo de 1.356 euros.

Para aplicarse esta deducción en la declaración de la renta, es necesario que la adquisición de la vivienda se haya realizado mediante financiación ajena, es decir, un crédito hipotecario. Entre las cantidades que se pueden deducir, en la declaración se pueden incluir el capital amortizado, los intereses abonados y otros gastos derivados de la financiación, como los seguros que la entidad puede obligar a contratar junto con la hipoteca.

No obstante, hay que recalcar que solo pueden beneficiarse de ella quienes hayan contratado una hipoteca para vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013.

Los contribuyentes que la adquiriesen antes pueden seguir disfrutando todavía hoy de estas deducciones en las mismas condiciones si siguen pagando el inmueble, con las cuantías de las deducciones desglosados en dos tramos: uno estatal y otro autonómico.

Además, hay que tener en cuenta un detalle. Si el préstamo está al nombre de dos personas que realizan la declaración de manera separada, cada una de ellas podrá deducirse el 15% de 9.040 euros. Esto hace que en total, la suma que ambos podrían deducirse sería el 15% de 18.080 euros de manera separada.

También pueden acogerse a la desgravación quienes antes del 1 de enero de 2013 hayan destinado cantidades por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual o por obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual para personas con discapacidad, siempre que estas obras finalizasen antes de 1 de enero de 2017.