27 de mayo de 2019
27.05.2019
Santa Margalida

El Pi de Monjo gana y podrá reeditar el pacto con el PP

El progresista Suma pel Canvi mantiene sus resultados pero no podrá gobernar, mientras que Can Picafort Unit pierde uno de los dos regidores

27.05.2019 | 02:41

El actual alcalde de Santa Margalida, Joan Monjo, fue ayer el gran triunfador de las elecciones municipales, reforzando su posición en el pleno con un regidor más. El partido Convergència-El Pi consiguió casi 200 votos más que en 2015, casi los mismos que perdió su gran adversario en el núcleo costero, Can Picafort Unit, que ha pasado de tres a dos regidores y volverá a pasar los próximos cuatro años en la oposición.

Los resultados registrados en Santa Margalida permiten al actual pacto de gobierno entre la Convergència-El Pi de Joan Monjo y el PP seguir al frente del Ayuntamiento durante los próximos cuatro años, aunque Monjo tendrá todavía más peso debido a su condición de ganador de las elecciones municipales.

Por su parte, Suma pel Canvi, la coalición progresista que integra a PSOE e Independents, prácticamente ha igualado los resultados obtenidos en 2015 y que entonces le bastaron para conseguir la victoria electoral. En esta ocasión, la subida del partido de Monjo les ha relegado a la segunda posición, con escasas posibilidades de formar gobierno, ya que prácticamente se da por descartado que puedan pactar con su antiguo socio Monjo, al que han acusado en campaña de empadronamientos irregulares y de aprobar licencias con informes en contra.
Por su parte, el PP también mantiene el tipo, incluso mejorando ligeramente los resultados de hace cuatro años. Ayer, los populares del exalcalde Martí Torres ganaron más de un centenar de votos con respecto a 2015. Todo indica que sus cuatro regidores volverán a aupar al poder municipal a Monjo, aunque esta vez está por ver si se reparten la alcaldía, ya que el líder de El Pi podría hacer valer su condición de ganador de las elecciones para exigir los cuatro años de alcaldía para su grupo.

El gran perdedor de la jornada es Can Picafort Unit, que ha sucumbido en la cruenta batalla que mantiene con el actual alcalde por el control político del núcleo costero. CPU perdió ayer más de 200 votos, prácticamente los mismos que ganó su gran rival, Joan Monjo.

Por último, Ciudadanos logró un papel testimonial en su primera participación en las elecciones municipales de Santa Margalida y no obtuvo representación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook