19 de mayo de 2019
19.05.2019

El veredicto de las urnas decidirá el futuro de 181 altos cargos y asesores del Govern

De ellos, 122 forman parte del organigrama del Ejecutivo y 59 ocupan puestos en organismos y empresas públicas

19.05.2019 | 02:45
El veredicto de las urnas decidirá el futuro de 181 altos cargos y asesores del Govern

Un total de 181 altos cargos del Govern, entre presidenta, consellers, directores generales, personal de confianza y responsables de empresas públicas, están pendientes de los resultados de los comicios autonómicos para saber si tendrán posibilidades de mantener sus actuales puestos. De ellos, 122 integran el organigrama del Ejecutivo de Francina Armengol, de los que 73 son altos cargos y 49 eventuales (asesores y puestos de confianza), un número similar al anterior Govern del expopular José Ramón Bauzá, que tenía nueve consellers, diez secretarios generales, 47 directores generales y 54 asesores. A ello, en el actual Ejecutivo, se suman 42 responsables de empresas públicas y otros 17 de organismos autónomos vinculados a la Comunidad.

La conselleria que más cargos acumula es la de Presidencia, a cuyo frente se encuentra la socialista Pilar Costa, con un total de 15. El departamento de la también portavoz del Govern cuenta con cinco directores generales, a los que se suman cinco asesores técnicos, una jefa de gabinete, una secretaria general y una jefa de gabinete. De él depende también la directora de la Abogacía de la Comunidad.

Educación, con el socialista Martí March como conseller, y Medio Ambiente, con Vicenç Vidal (Més) al frente, cuentan con doce altos cargos y asesores cada uno. Educación tiene cinco directores generales, los dos delegados territoriales en Menorca y las Pitiüses y dos asesores, además del secretario general de la Conselleria y la responsable de Comunicación. En cuanto a Medio Ambiente, su organigrama lo forman cinco directores generales, el presidente de la Comisión Balear de Medio Ambiente, dos asesores, y la secretaria general, la jefa de gabinete y la responsable de comunicación.

De las consellerias de Hacienda, Territorio y Servicios Sociales dependen once cargos en cada una de ellas. El departamento de Catalina Cladera (PSIB) cuenta con cuatro directores generales y el interventor general de la Comunidad, además de la secretaria general, jefe de gabinete, jefe de prensa y dos asesores. Las consellerias de Servicios Sociales y Territorio, con Fina Santiago (Més) y Marc Pons (PSIB) como consellers, cuentan con prácticamente los mismos cargos que Hacienda y Administraciones Públicas, aunque con una dirección general más cada uno en lugar del interventor.

En Turismo, Salud, Trabajo y Cultura hay cuatro directores generales y dos asesores en cada una, además del secretario, jefe del gabinete y responsable de comunicación. En Presidencia, dependiendo directamente de Armengol, trabajan el director y secretaria del Gabinete, cinco jefes de secretarías, un asesor y una secretaria.

Retribuciones

Según consta en el detallado portal de transparencia del Govern, las retribuciones de los altos cargos y asesores del organigrama del Ejecutivo de Armengol supondrán este año 6.574.703 euros. De ellos, la conselleria que representa en conjunto mayor volumen en cuanto a sueldos es la de Presidencia (829.757 euros), no sólo por ser la que cuenta con más cargos sino porque entre ellos está el que mayor sueldo recibe en la administración autonómica, la directora de la Abogacía, Lourdes Aguiló. Su salario para este año es de 91.410 euros brutos, muy por encima de los 68.916 previstos para la presidenta del Govern. También supera a la jefa del Ejecutivo el interventor de la Comunidad, Joan Martí Cerdà, con 83.347 euros anuales. Las retribuciones de los consellers son de 60.822 euros anuales y las de los altos cargos van de los 56.189 de los directores generales y cargos del mismo nivel a los 48.634 del resto.

A estas retribuciones hay que añadir los 2.035.770 euros anuales que suponen las de los 42 responsables de las empresas del sector público instrumental, así como 1.053.570 de los de los organismos autónomos vinculados a la Comunidad, es decir, el IB-Salut, Soib, Ibestat, EBAP, IBDona y la Agencia Tributaria Balear. De ellos, los salarios más elevados entre los cargos se encuentran en el IB-Salut, cuyo director general, Juli Fuster, también cobra considerablemente más que la presidenta del Govern, 83.347 euros brutos anuales para este año, mientras que el resto de los 12 cargos que integran el organigrama del Servei de Salut perciben cantidades similares a las de Armengol (entre 68.301 y 70.402 euros brutos anuales), salvo el secretario general, con 56.180 euros.

El Govern no es la única institución con un elevado número de altos cargos cuyo puesto depende del 26M. En el Consell de Mallorca, se encuentran en esta situación 45 altos cargos, una cifra considerablemente más elevada que los 29 que tenía el Gobierno insular de la popular María Salom. El presidente de la institución y actual candidato de Més al Govern, Miquel Ensenyat, amplió en junio de 2017 la estructura política de su Ejecutivo con la creación de seis nuevas direcciones insulares (Turismo, ITV, Normalización Lingüística, Comunicación, Juventud y Participación), que pasaron así de 21 a 27, un 28,5 por ciento más que con las que comenzó la legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook