01 de mayo de 2019
01.05.2019

Dirigentes del PP hablan de "voto de castigo" contra Company y Prohens

Barones de peso empiezan a cuestionar el liderazgo de la cúpula tras los resultados del domingo y argumentan los 7.804 votos más que le sacó Salom a la candidata del Congreso - Cierre de filas momentáneo en torno al líder popular hasta el 26M

01.05.2019 | 00:14

Las aguas empiezan a bajar revueltas en el PP de Balears, tras el batacazo cosechado en las urnas el pasado domingo en las elecciones generales. Destacados barones populares ya hablan en privado de "voto de castigo" del electorado popular contra la cúpula conservadora que lidera Biel Company y contra la candidata al Congreso y vicepresidenta, Margalida Prohens. Los 7.804 votos que le sacó la candidata y única senadora electa del PP isleño, María Salom, a Prohens son el argumento irrefutable que ponen sobre la mesa.

Creen que los bandazos y el cambio de candidata, de Salom a Prohens, han visualizado "un partido sin las ideas claras", señalaba un ex alto cargo del PP durante varias legislaturas. Los barones populares no ven posible remontar en las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de este mes de mayo y auguran una crisis interna de consideración en el caso de que no consigan gobernar alguna de las instituciones importantes.

Otros dirigentes consultados aseguraban a este periódico que los cálculos son claros: "En el caso de que se hubiera repartido el voto en el Senado con los otros partidos de la derecha, el llamado uno más uno, nunca se hubiera producido una diferencia de más de 7.000 votos entre los obtenidos por Salom y los que cosechó Marga Prohens para el Congreso.

También consideran que Salom encarnaba a las esencias del PP y fue capaz de evitar que muchos votos fueran a Vox o Ciudadanos. La exdelegada del Gobierno supo "desmarcarse del partido en las islas y obtuvo su premio", afirman.

El cambio de Salom por Prohens


Los bandazos que han dado en los últimos meses Biel Company y su equipo han "confundido" el mensaje del PP, comentan en privado algunos barones populares. Enumeran la reculada con los candidatos a los consells de Menorca y Eivissa, que al final tuvo que permitir que fueran también al Parlament, y el cambio de candidata. María Salom ya estaba nombrada y el propio Company se enfrentó con Pablo Casado para relegarla al Senado y colocar a Prohens. ¿El PP tendría un diputado más con Salom? Esta es una de las preguntas que está en el aire entre los dirigentes populares.

Ayer en la junta directiva regional el PP de Balears escenificó un cierre de filas en torno a sus máximos dirigentes, Biel Company y Margalida Prohens, después del batacazo sufrido en las urnas el pasado domingo con la pérdida de casi el 50% de los votos. Sin embargo, es un cierre de filas momentáneo hasta las elecciones municipales y autonómicas del próximo 26 de mayo. Saben que en caso de no recuperar a su electorado que se ha marchado se desencadenarán las hostilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook