En frente

IFOC: siempre al servicio del empleo en Calvià

El Institut de Formació i Ocupació, con una plantilla de 45 profesionales, desarrolla desde 1994 una importante labor para el mercado de trabajo y la economía del municipio

De izquierda a derecha, Catalina Escanelles, Lluís Arague, Amaia Echenique y Fernando Palmer.

De izquierda a derecha, Catalina Escanelles, Lluís Arague, Amaia Echenique y Fernando Palmer. / B. Ramon

Emprendedores, empresas, personas desempleadas de larga duración, jóvenes que no han finalizado los estudios obligatorios... El abanico de colectivos que se vinculan con el Institut de Formació i Ocupació de Calvià (IFOC) es extensísimo. También lo son, en la misma medida, los cursos que se imparten en los seis centros propios de formación que el IFOC tiene distribuidos a lo largo del municipio. Parte de esos cursos obtienen financiación exclusivamente del Ayuntamiento, en tanto que otra parte corresponde a cursos cofinanciados.

Tras el cambio de gobierno en las últimas elecciones municipales, el nuevo gerente del IFOC es Fernando Palmer, que define así a la entidad: «El IFOC es un departamento del Ayuntamiento de Calvià que trabaja en tres frentes. Por un lado, y ésa la base principal, se encarga de impartir formación pensando en la inserción social de los trabajadores. Por otra parte, también se ocupa del fomento del empleo a través de una serie de programas (muchos de los cuales, financiados por el SOIB, la Conselleria de Empleo y por fondos europeos). Y la tercera rama importante es la relativa a la promoción económica; es decir a la dinamización de nuestro tejido empresarial, ya sea a través de apoyo a la emprendeduría, ya sea con apoyo a empresas consolidadas».

La estructura del IFOC, con 45 personas contratadas, está muy bien definida para trabajar en esos objetivos comunes: así, la gerencia coordina el trabajo de las áreas de Ocupación, de Formación y de Promoción económica, lideradas por personas que tienen un amplio conocimiento y experiencia en lo relativo a las necesidades formativas y de empleo del municipio.

Catalina Escanelles, como responsable de Formación, explica el funcionamiento del departamento. «En Formación, gestionamos los programas de formación profesional, con un sistema paralelo a la FP reglada. Organizamos unos 40 cursos anualmente, dirigidos específicamente a personas que buscan trabajo o que quieren mejorar en el puesto de trabajo que ya ocupan. En definitiva, pretendemos mejorar la empleabilidad de la ciudadanía».

«Es muy importante -razona- conocer y analizar qué ocurre en nuestro entorno. A raíz de la pandemia, como muchas personas no podían trabajar, se incrementó mucho la demanda formativa; ahora, sin embargo, como hay mucho más trabajo al ser la temporada turística muy buena, desde el IFOC debemos concentrar mucho más la formación en el calendario. Tenemos que analizar constantemente lo que ocurre, para ir adaptando los planes de formación a la realidad».

Entre los cursos ofertados por el IFOC, los hay presenciales y también online. En los presenciales, expone Escanelles, «intentamos ofrecer formación representativa de cualquiera de las profesiones que se ejercen en nuestro municipio. Es decir, cursos adaptados a la realidad socioeconómica de Calvià. Los llevamos a cabo en nuestros seis centros formativos y también en los tres espacios singulares de que disponemos, entre ellos la finca pública Es Galatzó».

En ese mismo sentido, Palmer enfatiza: «Uno de los ámbitos que estamos intentando desarrollar en mayor medida son los cursos relacionados con el mundo turístico. Independientemente de que es lógico que se busque la desestacionalización y la diversificación, el sector turístico es el que nos da de comer, y tenemos que cuidarlo. Con esa intención, estamos negociando para llegar a acuerdos con entidades tales como Restauración Mallorca y Federación Hotelera de Mallorca para el desarrollo de respectivos planes de formación. En definitiva, hay que diversificar la economía, sin olvidarnos del sector turístico, clave para la misma».

«Por ello -prosigue Escanelles-potenciamos la formación en oficios que tengan que ver con el sector hotelero o el turismo; por ejemplo, guías de montaña o entrenadores personales... Muchas profesiones que de forma indirecta también beben del turismo. Los trabajos de jardinería o del ámbito forestal complementan muy bien con el trabajo en el sector turístico en temporada».

En lo referido a los cursos por vía telemática -de gran aceptación-, los hay también a la carta. «Gracias a un acuerdo con Llar de Calvià, por ejemplo, ofrecemos itinerarios para formación relativa a movilización de pacientes o atención en situaciones de duelo», afirma Escanelles.

Amaia Echenique es Agente de Ocupación de Desarrollo Local del IFOC. Asegura que en el departamento de Ocupación en el que trabaja «uno de los pilares fundamentales es la Agencia de Colocación; un instrumento cuya finalidad es proporcionar ofertas de trabajo a las personas desempleadas. A través del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la Agencia tiene delegadas las competencias de representación con las empresas».

Señala que a lo largo de 2023, «desde la Agencia hemos gestionado más de mil puestos de trabajo. Es decir, las empresas con quienes operamos nos han requerido mil puestos, de los que más de 200 se han cubierto a través de la Agencia». El número de usuarios de la Agencia de Colocación experimentó un crecimiento del 35% entre 2019 y 2022.

La Agencia trabaja codo con codo con el departamento de Orientación. «Su trabajo está encaminado a ayudar a las personas que necesitan mejorar su empleabilidad. Una de las características del municipio, desde el punto de vista de empleo, es el hecho de tener más del 30% de parados de larga duración, que suelen ser mayores de 30 años y aún más específicamente mayores de 45 años. En 2022, del colectivo +30, tuvimos más de 700 citas de orientación; de -30 se atendió a más de 400, de los cuales 146 eran especialmente vulnerables. Un dato significativo es que 96 de ellos retomaron los estudios de la formación reglada», destaca Echenique.

A esa reflexión se suma Palmer para asegurar que «el servicio de Orientación es muy importante porque muchas personas que se encuentran sin trabajo no saben por dónde tirar. Aquí tienen personas especialistas en asesorar respecto al posible camino a tomar. De esa forma, se ayuda a muchas personas a encontrar un trabajo o para formarse adecuadamente».

Desde el departamento de Ocupación también se organizan jornadas de selección para las empresas, al objeto de ayudarles en ese proceso y llevar a cabo un primer cribaje. En 2023, se han realizado seis jornadas, con sendas empresas, del sector de hostelería, restauración y turismo. «Hemos tramitado 700 candidaturas para 151 puestos de trabajo», confirma Echenique.

La tercera gran área del IFOC es la referida a la promoción económica. Su cabeza visible es Lluís Arague. Explica que su departamento trabaja para los emprendedores y para las empresas ya constituidas a través de programas perfectamente definidos (Aceleradora, Academia de Ventas digitales, Calvià optimiza, Re-Empresa...) y con objetivos concretos. El programa Aceleradora va específicamente destinado a los emprendedores. «De entre todos los emprendedores que pasan por el IFOC, seleccionamos a 15 de marcado carácter innovador. Participan durante dos meses de un programa formativo para poner en práctica su proyecto empresarial, acompañado de una consultoría individual. La séptima edición del programa se pondrá en marcha en enero», concreta Arague.

Por su parte, el programa Re-Empresa es un claro ejemplo de la confluencia en el mismo de emprendedores y empresas. «Lo llevamos a cabo junto al Institut d’Innovació Empresarial (IDI) del Govern para facilitar el relevo en empresas. Ponemos en contacto a empresas del municipio con emprendedores que les puedan suceder», asegura. «De esta manera, evitamos que ante determinadas circunstancias (sobre todo, jubilación), se produzca pérdida en nuestro tejido empresarial», añade Palmer. El programa en cuestión se ha puesto en marcha hace sólo medio año; de momento, está trabajando con ocho empresas. «Estadísticamente -sentencia Arague-, está demostrado que si uno coge un negocio que ya está en funcionamiento las posibilidades de supervivencia son siete veces mayores».

Desde el área de Promoción económica, también se gestiona el coworking y las campañas de sensibilización en relación con el mundo empresarial. Respecto al coworking, se va hacia un cambio de modelo con respecto a lo que se venía haciendo para conseguir un espacio colaborativo, con interacciones entre los usuarios. En cuanto a la sensibilización, ésta se lleva a cabo en los centros educativos del municipio, a través de juegos para alumnado de edades comprendidas entre los 15 y los 18 años. «Se trata de ir haciendo cantera empresarial», resume Palmer.

Incremento del 24% para el presupuesto del próximo año

El presupuesto del IFOC para 2023 es de 3,6.millones de euros; para el ejercicio 2024 (a falta de aprobación definitiva) se elevará hasta los 4,5 millones, lo que supone un incremento del 24,39% o, en términos absolutos, de casi 900.000 euros.

El gerente del Institut de Formació i Ocupació de Calvià, Fernando Palmer, explica el porqué de ese significativo incremento presupuestario. “Ampliamos el número de programas de formación. Por ejemplo, el programa Joves Qualificats, financiado entre el Ayuntamiento y el SOIB, pasará de tener 12 personas contratadas en 2023 a 19 el próximo año. Son personas titulación superior (universitaria o de Formación Profesional), pero sin una experiencia previa en el mercado laboral. Esas personas tienen un contrato de trabajo de 12 meses para desarrollar tareas relacionadas con su formación en el propio ayuntamiento. Por otro lado, a los cinco programas mixtos (de formación y ocupación) le añadimos uno más, que es el de agricultura. Las personas adscritas a esos programas perciben unos 900 euros al mes, a la par que siguen formándose; al acabar obtienen su preceptivo certificado de profesionalidad”. Palmer matiza que los programas referidos están subvencionados por el SOIB, “de modo que el coste para el Ayuntamiento de Calvià supone un 20%, aproximadamente”. 

Palmer destaca asimismo que para el nuevo año se va a reforzar la apuesta por el departamento de Promoción económica, que doblará su presupuesto para pasar de 30.000 a 60.000 euros