50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

La hora de Antonio Sánchez en el Real Mallorca

Las lesiones de Ruiz de Galarreta y Baba y la apuesta de Luis García por desplazar al canterano del extremo al centro del campo le sitúan junto a Salva Sevilla en el doble pivote en el partido del próximo sábado frente al Valencia

Antonio Sánchez celebra junto a Muriqi el tanto anotado por el futbolista kosovar el pasado domingo en el Benito Villamarín. RCDM

Ha llegado la hora de Antonio Sánchez y lo ha hecho, seguramente, en su mejor momento de la temporada. La baja de larga duración de Íñigo Ruiz de Galarreta y la lesión de Baba son la excusa perfecta, aunque el futbolista mallorquín llevaba ya unas cuantas jornadas pidiendo a gritos la titularidad. Su reconversión sobre el verde y su gran estado de forma le sitúan en el once titular del Real Mallorca, este sábado, en el partido frente al Valencia. 

«Ahora mismo Antonio está como yo quiero», reconoció Luis García Plaza en la previa del partido del pasado fin de semana frente al Betis. «Nos da frescura y energía al equipo, además de que tácticamente es un futbolista muy bueno», insistió el preparador bermellón. Pese a los halagos, Antonio volvió a empezar el encuentro en el Villamarín desde el banquillo. Sin embargo, la desafortunada lesión de Galarreta propició que en el minuto 46 el futbolista palmesano ingresara en el terreno de juego.

Como viene siendo habitual en las últimas jornadas, el jugador de 24 años firmó una actuación sobresaliente. Luis García ha vuelto a apostar por él en la posición de mediocentro, donde más cómodo se siente, y con su presencia en la sala de máquinas, el Mallorca pierde balón, pero gana en muchas otras facetas.

Esta temporada no empezó de la manera más sencilla para el canterano. Una lesión en el hombro le mantuvo apartado de los terrenos de juego durante las primeras jornadas. Antonio debutaba en Primera División en el partido ante el Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Tras esa fugaz aparición, Luis García esperó hasta la jornada 10, ante el Valencia, para volver a darle una oportunidad. Su rendimiento en Mestalla le catapultó al once una jornada más tarde y, frente al Sevilla, reafirmó su gran trabajo generando juego, llegando desde la segunda línea e incluso anotando un gol.

Sin embargo, tras esos dos encuentros, el canterano «tuvo un bajón». «En Vallecas estuvo fatal», recordaba Luis García el pasado sábado. «Hablé con él y ahora otra vez está como quiero. No está jugando de titular, pero los ratos que sale nos está dando muchísimo», señaló orgulloso el preparador bermellón. 

En el centro del campo, manejando las riendas del equipo es donde Antonio Sánchez se siente más cómodo. Es en esa posición donde triunfó en el Barakaldo o el Mirandés, sin embargo su polivalencia le llevó el pasado curso a ejercer de extremo a las órdenes del entrenador madrileño. 

Ahora, bien por necesidad, bien por el nuevo esquema de juego al que se ha adaptado el equipo, Luis García lo ha vuelto a colocar en su posición natural y es allí donde el jugador bermellón despliega, con diferencia, mejor sus virtudes. 

Compartir el artículo

stats