Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PRIMERA DIVISIÓN

Galarreta se despide de la temporada y del inicio del curso que viene

El futbolista del Real Mallorca sufre una rotura de la plastia del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda que le mantendrá alejado de los terrenos de juego, como mínimo, seis meses

Galarreta fue retirado en camilla tras sufrir una fuerte entrada por parte de Víctor Ruiz.

El partido en el Benito Villamarín apuraba sus últimos segundos antes de marcharse al descanso. Íñigo Ruiz de Galarreta conduce un balón, pero allí aparece Víctor Ruiz. El futbolista del Betis, con una fuerza desmesurada, caza por detrás a su rival con la izquierda e impulsa la pierna derecha para hacerle una tijera. La pierna de Galarreta se clava en el verde y su rodilla izquierda hace un gesto feo, muy feo. 

Tendido sobre el verde, se lleva las manos a la zona afectada. Conoce ese dolor. Ya lo ha sentido en otras ocasiones. Rápidamente se dirige al banquillo con gestos ostensibles y solicita el cambio. El centrocampista vasco es retirado del terreno de juego en camilla y, un día después, los exámenes médicos confirman los peores presagios: rotura de la plastia del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Entre seis y nueve meses de baja. 

Íñigo se perderá lo que resta de temporada y el principio de la siguiente. El Real Mallorca dio ayer a conocer la noticia a través de un breve comunicado en su página web. El club también informó de que «en los próximos días se valorará la fecha y los detalles de la cirugía para proceder a su recuperación».  

Víctor Ruiz acabó con la temporada de Galarreta de un plumazo y además se fue de rositas del Benito Villamarín. Impune y únicamente señalado por la tarjeta amarilla que le mostró el colegiado tras esa fea entrada. Liquidó la progresión del donostiarra, que en las últimas jornadas estaba encontrando su mejor versión, y además hundió el ánimo de una afición incapaz de entender por qué el VAR no intervino en la jugada. 

La rotura del ligamento cruzado anterior es una de las lesiones más temidas por los futbolistas y cada temporada se suele cobrar casi una decena de víctimas solo en Primera División. Galarreta ahora deberá pasar por el quirófano y será luego cuando podrá comenzar con una rehabilitación duradera y costosa. En el mejor de los casos, el bermellón estará alejado de los terrenos de juego seis meses, aunque lo normal es que se superen los ocho. El problema de Íñigo es que el futbolista es además reincidente. La rotura que se produce no es en el ligamento de su rodilla, sino en la plastia que ya le habían injertado en una anterior operación. Este hecho puede dilatar más si cabe el tiempo de recuperación del futbolista.  

La suerte no ha acompañado a Ruiz de Galarreta a lo largo de su trayectoria futbolística. El jugador de San Sebastián estuvo casi dos años alejado del verde por dos lesiones de la misma índole. La primera se la produjo el 21 de octubre de 2012. En aquel momento Íñigo militaba en las filas del Bilbao Athletic y se rompió el ligamento de la rodilla izquierda durante un encuentro. Tras 243 días en el dique seco, reapareció el 22 de mayo de 2013 en un amistoso que enfrentó al Athletic con el Somorrostro vizcaíno.

A primeros de agosto, el club rojiblanco cerró la cesión de Galarreta al Mirandés con la intención de que el jugador, uno de los más prometedores salidos de la factoría rojiblanca, tuviera minutos de rodaje después de un periodo tan largo de baja. El mediocentro estaba siendo una de las piezas clave del equipo, pero el 28 de octubre de ese mismo año volvió a romperse. En esta ocasión el ligamento afectado fue el de su rodilla derecha. A su currículo sumó 217 días más de baja. 

Desde entonces, el futbolista había conseguido sortear su mala suerte y, el máximo tiempo que había estado apartado del verde, había sido en la temporada 2019/20, durante dos meses, debido a una rotura fibrilar. Por desgracia, Víctor Ruiz decidió este pasado domingo convertirse en el verdugo del jugador, quien, a buen seguro, regresará más fuerte y preparado que nunca.

Compartir el artículo

stats