12 de enero de 2020
12.01.2020
Segunda División B
Atlético Baleares31Langreo

El Langreo prende la mecha del Atlético Baleares

El conjunto blanquiazul reacciona ante el tanto visitante y remonta con goles de Orfila, Iturraspe y Haro para mantener el coliderato de la tabla

12.01.2020 | 13:51

El Langreo se atrevió a calentar al Atlético Baleares y eso, en el Estadi, suele acarrear consecuencias. El conjunto asturiano se adelantó en el marcador a la media hora de juego, pero los hombres de Mandiola reaccionaron para endosarle un correctivo a su rival con tantos de Pedro Orfila, Iturraspe y David Haro.

El Atlético Baleares suma diez victorias como local, solo empañadas por el empate que rascó el Real Madrid Castilla de Raúl González. El conjunto blanquiazul no pierde comba y mantiene el ritmo que marca el Atlético de Madrid B, con el que comparte coliderato en la tabla.

Tras un final de la primera vuelta algo titubeante, el conjunto mallorquín vuelve a mostrar su mejor versión y suma su segunda victoria consecutiva tras la firmada el pasado fin de semana ante la Peña Deportiva.

Manix Mandiola tuvo que hacer frente a sus numerosas bajas, hasta cinco, para formar el equipo que alineó este mediodía ante el Langreo. El de Eibar apostó prácticamente por su once clásico, de nuevo con Borja por Ferrone, y solo sorprendió con la titularidad de Arturo, formando en punta junto al pichichi Gabarre.

El Langreo saltó al verde del Estadi Balear con mucho atrevimiento, pero eran los locales los que creaban las mejores ocasiones. Le faltó al Baleares algo de tranquilidad en los metros finales y sobre todo fijar a sus delanteros en el corazón del área. Los centros de Haro y San Emeterio se sucedían, pero el problema de jugar con dos puntas es que tanto Gabarre como Arturo tendían a caer en banda y no había nadie al remate cuando se precisaba.

Al paso por el 33, un centro de Álvaro en el lanzamiento de una falta lateral, lo remató a placer Ramiro, sin marca, para adelantar a los suyos en el luminoso. Incomprensible el desorden defensivo del conjunto blanquiazul a balón parado. Por suerte, con el gol el Langreo encendió la mecha del Baleares, muy corta en el Estadio Balear, y Pedro Orfila contestó al minuto con una acción casi calcada, en la que en esta ocasión si tuvo que adelantarse a su marca para rematar de cabeza y poner el 1 a 1 (min. 34).

Le devolvió la moneda el conjunto de Manix Mandiola, desatado en los últimos minutos del primer periodo. Antes del descanso, Iturraspe impartió justia y algo de tranquilidad dándole la vuelta al luminoso tras una jugada enrevesada en el interior del área que acabó con un disparo del futbolista vasco al fondo de la red.

Con la calma que otorga el verse por delante en el marcador, tomó el Baleares el camino de los vestuarios. Todavía fijaba posiciones el combinado astur, cuando David Haro sentenció el encuentro (min. 46). El futbolista catalán bordó una jugada iniciada por Iturraspe, quien de un precioso tacón, se la dejó en bandeja a Haro para subir el tercer tanto en el luminoso.

El trabajo estaba hecho. Solo faltaba aguantar. El monólogo blanquiazul estaba escrito y el resultado ya no se movió. El domingo que viene el filial de Las Palmas espera a los mallorquines en su estadio (13 horas).

Ficha técnica:

Atlético Baleares: Manu Herrera, Peris, Vallori, Borja, Orfila, Villapalos, David Haro (Cervero, min. 85), Arturo (Alberto Gil, min. 59), Jordan, Iturraspe (Aurtenetxe,min. 68) y Gabarre.

Langreo: Adrián Torre, Cristian, Ramiro, Alain, Mateo (Jorge, min. 62), Álvaro (Asier, min. 75), Marc Nierga, Davo,Lavsamba, Ramón y Pablo Tineo (Jordi, min. 46).

Goles: 0-1: Ramiro (min. 33). 1-1: Orfila (min. 34). 2-1: Iturraspe (min. 40). 3-1: David Haro (min. 46).

Árbitro: Escriche Guzmán (Comité valenciano).

Tarjetas amarillas: No hubo. 

Tarjetas rojas: No hubo.

Incidencias: Primer partido de la segunda vuelta del Grupo I de la Segunda División B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.