13 de octubre de 2019
13.10.2019
Segunda B

El líder persigue continuar impoluto en el Estadi Balear

El Atlético Baleares, que no ha cedido ni un solo punto como local, recibe a un Sporting B que aún no ha ganado fuera y que llega con bajas

13.10.2019 | 02:36
El presidente Ingo Volckmann y Mandiola, el pasado miércoles.

El Atlético Baleares buscará hoy a partir de las 12:00 (Estadi Balear, IB3 TV) sumar su cuarto triunfo consecutivo en casa –donde solo gana– ante el filial del Sporting de Gijón, y así mantener el rumbo fijo del liderato del Grupo I que con mano firme desde el timonel dirige su técnico, Manix Mandiola.

En una confrontación inédita a nivel estadístico –nunca se han enfrentado– los blanquiazules reciben a un Sporting B de suspenso como visitante, con un solo empate (a cero) y dos derrotas en su zurrón. El equipo de Samu Baños –exjugador del Baleares la temporada 2012/13– no ha protagonizado un buen arranque. Tras su derrota (0-2) en Mareo ante la UD Ibiza, los asturianos se encuentran a tan solo dos puntos de la zona de play-out que limita el Langreo.

Los gijoneses llegan al Estadi Balear con bajas importantes. Por sanción (expulsado ante el Ibiza) no está su capitán, Isma Aizpiri. Por lesión tampoco vienen Álex Zalaya, Guille Rosas y Gaspar Campos, mientras que Bogdan Milovanov tampoco estará al ir convocado con la sub-21 de Ucrania. Por todo ello, el juvenil Enol Coto vuelve a ser convocado y de la partida en el costado diestro de la zaga rojiblanca.

Pese a los números del filial rojiblanco, Mandiola no se fía del equipo de Baños. "Es una incógnita, estos chavales juegan sin presión; como tengan el día un par de artistas, te la pueden liar", señaló el eibarrés.

Para el partido de hoy, Manix Mandiola cuenta con todos, incluido el escocés Jordan Holsgrove, que ha renunciado en esta ocasión a ir con su selección. Por lesión, Canario y Arturo quedan fuera de toda disponibilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Otra manera de disfrutar del Real Oviedo

En el Área Movistar LaLiga los aficionados azules tendrán un espacio donde, entre otras cosas, podrán hacerse su propio cromo del Real Oviedo.