01 de febrero de 2019
01.02.2019
Ciclismo / Ruta

Buchmann gana en Lloseta la segunda prueba de la Vuelta a Mallorca 2019

El alemán se ha impuesto en solitario resistiendo el acoso de estrellas internacionales como Tim Wellens, Bauke Mollema y Pieter Weening

01.02.2019 | 16:50

El alemán Emanuel Buchmann, de 26 años y ciclista del equipo Bora-Hansgrohe, se ha impuesto en la segunda prueba de la XXVIII Challenge Ciclista de Mallorca, el Trofeo Andratx-Lloseta.

El corredor germano, en un ejercicio agonístico y de mucho mérito, ha rodado en solitario a lo largo de los 20 kilómetros finales de la carrera, perseguido por un grupo de unos 20 rivales. Una avanzadilla de hombres importantes en la que estaba el campeón mundial Alejandro Valverde, del Movistar; el vencedor de la prueba del jueves, el conquense Jesús Herrada; el belga Tim Wellens; y hombres relevantes en el pelotón internacional como Dan Martin o Gianluca Brambilla.

Con viento de cara a lo largo de su aproximación a Lloseta, Buchamn ha sufrido mucho para llegar a disponer de hasta 40 segundos de ventaja, acosado por unos perseguidores que se han ido relevando en sus tareas estériles de caza.
Finalmente, Buchmann, quien hasta ayer solo contaba con una victoria como profesional, ha cruzado la línea de meta con unos pocos segundos de ventaja sobre el belga Tim Wellens, del Lotto-Soudal, el holandés Bauke Mollema, del Trek-Segafredo, y Pieter Weening, del Roompot-Charles.





Durante muchos kilómetros los protagonistas del Trofeo Andratx-Lloseta de la Vuelta a Mallorca 2019 han sido los componentes de un pequeño grupo de corredores que han rodado escapados. Entre los fugados que han roto el control del gran pelotón, a partir del kilómetro 25, han destacado el italiano Simone Petilli, del Team Emirates, Toms Skujins, del Trek-Segafredo; Nicolas Edet, del Cofidis; Peio Goikoetxea, del Euskadi; Oscar Pelegrí, de la Selección de España de pista; y Sergio Samitier, del Euskadi-Murias.

La neutralización definitiva de los escapados se ha producido de forma escalonada y se ha completado la reducción en el kilómetro 149, a 24 de la meta de Lloseta, después de llegar a disponer de rentas por encima de los cuatro minutos.

La jornada, por segundo día consecutivo, ha resultado negativa para el potencial del Movistar Team en Mallorca. El único equipo español del UCI World Tour, como ya le ocurrió el jueves con Mikel Landa, ha vuelto a perder a uno de sus peones por fractura de clavícula. En esta ocasión ha sido el madrileño Carlos Verona, una de sus últimas incorporaciones. Un ciclista que en los primeros compase de la prueba, cuando se rodaba sobre mojado, se ha ido al suelo y ha sufrido cortes superficiales, además de la lesión osea en el hombro.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Nuevas formas de consumir contenido

Ahora los espectadores pueden elegir qué ven y cuándo. Esto ha derivado en el nacimiento de plataformas como LaLigaSportsTV