11 de noviembre de 2009
11.11.2009

Alemany negocia con acreedores aplazar los pagos más inmediatos

11.11.2009 | 20:19
El propietario del Mallorca, Mateo Alemany, que ha recuperado el control del club tras la renuncia de la familia Martí Mingarro, está negociando aplazar los pagos más inmediatos con acreedores, entre ellos, la plantilla y el cuerpo técnico.

Alemany ha iniciado su tercera etapa al frente del Mallorca dispuesto a buscar la financiación necesaria para estabilizar la entidad, al menos, hasta el final de la temporada, cuando inicie nuevamente las gestiones para vender la mayoría de las acciones del club.

Los jugadores reclaman más de 200.000 euros en concepto de primas y tampoco los empleados del club han cobrado la nómina de octubre. También Hacienda reclama cantidades importantes.

Alemany se ha rodeado de las personas de sus confianza para hacer frente a este nuevo desafío y confía en pactar con entidades bancarias los créditos que le permitan subsistir hasta mayo del próximo año.

El nuevo dueño de la entidad balear ha anunciado su intención de encargar una auditoría que le permita "situarse" tras los tres meses de la familia Martí Mingarro al frente del Mallorca.

"De los errores se aprende y yo espero no volver a equivocarme (al negociar la venta del club)", ha resumido Alemany, cuya experiencia puede ser decisiva para el futuro del Mallorca, club al que el abogado balear se incorporó en 1989 en calidad de auxiliar de gerencia durante la etapa de Miquel Contestí.
l

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine