Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Estamos devastadas porque Kelly Preston no puede estar aquí hoy, pero ella querría que lo celebráramos»

La directora Jules Williamson y la actriz Sally Phillips presentan este sábado en Palma la película ‘Off the rails’, rodada en Mallorca en 2019, meses antes de que la coprotagonista del filme falleciera de un cáncer

Sally Phillips y Jules Williamson, este sábado, en Palma.

La película Off the rails no ha sido una historia fácil de producir. Su directora, la británica Jules Williamson, ha conseguido sacarla adelante después de muchas otras producciones audiovisuales, sobre todo en el mundo del documental y el cortometraje. «Estoy en la cincuentena y éste es mi primer largo de ficción», explica a este diario horas antes de presentar la película en la Sala Augusta de Palma, un acto que ha organizado este sábado la Mallorca Film Commission junto al Evolution Film Festival. 

La cineasta siempre tuvo claro que iba a rodar en Mallorca esta historia. «Conozco la isla desde que era pequeña y veraneaba aquí con mis padres», cuenta. Además, el punto de partida de la historia es biográfico. «Cuando yo tenía en torno a 20 años, mi amiga Emma, a quien está dedicada la película, vino a visitar a su hermana a la isla y se fue a Deià. Me pidió que yo fuera para allá con mis amigas, con las que estaba en aquel momento haciendo el Interrail», señala. «Además, Palma Pictures [coproductores del filme] me habló del potencial de la isla para poder replicar otras zonas de Europa. Y la verdad es que funcionó bien a pesar de ser una producción compleja porque la historia sucede en cuatro países distintos», cuenta. Finalmente, el equipo no pudo rodar con actores en la Catedral de Mallorca (se fueron a Sant Francesc), pero sí pudieron captar varias imágenes de la Festa de la Llum, que cobra un significado especial en Off the rails. «La Rambla de Palma emulaba París. Sólo bastó con cambiar los rótulos y ponerlos en francés», interviene la actriz Sally Phillips, en el papel de una de las amigas que deciden hacer el Interrail en honor a una amiga que acaba de fallecer y que tenía un deseo, y se suma a ellas la hija de ésta. «Es una película sobre el poder de la amistad y la posibilidad de tener nuevos comienzos en la vida», subraya la directora. «También es una historia sobre el duelo pero a partir de la esperanza», agrega Phillips. «Son mujeres que están en la cincuentena, son amigas y consiguen en esas vacaciones quitarse las máscaras», comenta la actriz. 

Para todo el equipo de la cinta es importante apoyar la película por varios motivos. «Es muy raro ver una producción protagonizada por mujeres por encima de los 45 años y que ninguna tenga la cara retocada. Es una película de mujeres reales, con sus arrugas y sus caderas de inglesa. También es un filme muy importante porque perdimos a Kelly Preston [la actriz falleció de cáncer meses después del rodaje]. Estamos devastadas de que no esté aquí hoy [ayer], pero a ella le gustaría que lo celebráramos. Kelly era siempre una fiesta, todo lo que ella hacía. Todo el equipo la adoraba», aseguran. «Venir hoy a Palma a presentar la película ha sido como cerrar el círculo», concluyen.

Compartir el artículo

stats