Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

«La de Frank Zappa es una música bella, compleja y transgresora»

«Nueva York es, sin duda, el epicentro del jazz mundial, pero a mí no me cambió, me quité la espinita y poco más» - «Bach es poco menos que Dios», confiesa el músico valenciano

Perico Sambeat, ayer.

Perico Sambeat, ayer. B. Ramon

Con más de 30 años de trayectoria profesional, Perico Sambeat es el saxofonista español de mayor proyección internacional. Con una fuerte base clásica, inició sus estudios de música moderna en el Taller de Músics de Barcelona.

¿Cómo surge el proyecto Zappa?

Fue idea de Chevi Martínez para que participara en el festival de su local, el Jimmy Glass, el club de jazz por antonomasia en Valencia. Empecé a trabajar en el proyecto sin pensar que luego se transformaría en un disco. La idea de la grabación fue posterior y realmente fue un acierto, pues muchas personas han tenido acceso a él y nos ha permitido llevarlo a festivales y salas de toda Europa.

¿Qué tienen las canciones del músico de Baltimore que le seducen?

La de Zappa es una música muy especial, es a la vez tremendamente bella, compleja y transgresora. Muy diferente de la de sus contemporáneos.

De hecho hay un interés, a nivel mundial, de volver a Zappa.

Siempre ha existido interés por Zappa, despierta curiosidad. De hecho, mucho antes de que empezara mi proyecto, ya había colaborado con algunos grupos que versionaban sus obras. Es, sin duda, un referente especial dentro del pop y rock. Una inspiración para músicos de todo tipo, incluso los de jazz.

4

Perico Sambeat y su grupo inauguran el Festival U B. Ramon

¿Es fácil versionar a Zappa?

Muy fácil no es, su música es extremadamente difícil. Simplemente copiarla ya tiene mucha dificultad, imagine versionarla y llevarla a tu terreno, con improvisaciones incluidas. No, no ha sido fácil, pero sí muy gratificante.

Se puede ser fiel al espíritu de Zappa adaptándolo a otras maneras de hacer música?

Zappa ya es, de por sí, trasgresor e irreverente, ser fiel a algo así también lo es. No tener prejuicios es un buen punto de partida.

¿Cómo se hizo la selección de los temas?

Lo comenté con Chemi Martinez y decidimos tomar aquellas canciones que me gustaban. De joven me convertí en fan de Zappa a través, primero de mis hermanos que tenían algunos discos suyos, luego me compré otros y me convertí en un seguidor, tanto de su grupo como de sus trabajos en solitario. En la selección quizás estén los temas más densos y orquestales, lo que me ha llevado un trabajo extra reconvertirlos.

«Versionar a Zappa no es fácil, pero sí muy gratificante. Simplemente copiarla ya es muy difícil»

decoration

¿Hay un Zappa con y otro sin The Mothers of Invention?

En cierta manera sí. Zappa era camaleónico. Con el grupo, aunque conseguía una cierta uniformidad de color y teatralidad, cada disco era diferente. Pero con un color personal indefinible, que cambió al pasar a tocar en solitario. Para mí, Zappa sin el grupo no es una pérdida sino un cambio.

Usted empezó con el saxo de forma autodidacta ¿Por qué el saxo?

Primero empecé con el piano, luego la flauta, un instrumento que me llevó al jazz. Ahora bien, la flauta se me quedaba corta a nivel expresivo y me resultaba un tanto pastoril, así que, de forma autodidacta me pasé al saxo, que tiene una mayor gama expresiva. Luego estudié con Peter Delfinich y al dejar él el Taller de Músics, le substituí como profesor. Dar clases me encanta, lo hago desde hace cuarenta años.

Pasó del Taller de Músics a la New School de New York ¿Debe un músico completar su formación fuera?

Realmente no hace falta, pero es como una espina, como ir a la meca. Para un jazzista ir a New York es como una obligación, es dónde hay más músicos de jazz por metro cuadrado. New York es, sin duda, el epicentro del jazz mundial. Pero a mí no me cambió, me quité la espinita y poco más.

Zappa tomó temas de Stravinsky y colaboró con Pierre Boulez ¿Hay, en usted, influencias de la música clásica en sus temas?

Evidentemente, la música clásica esté en mi vida. Bach es poco menos que Dios, puedo escuchar música barroca, pero cuando se trata de Bach, entonces viene la sublimación.

Compartir el artículo

stats