Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David Trueba Cineasta

«Siempre quise rodar una película íntegramente en Mallorca»

El ganador de tres ‘goyas’ filma estos días en la isla una historia protagonizada por Jorge Sanz, ‘El hombre bueno’

David Trueba: "Jorge Sanz es un hombre bueno y un actor con una carrera afortunada"

David Trueba: "Jorge Sanz es un hombre bueno y un actor con una carrera afortunada" B. Ramon

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

David Trueba: "Jorge Sanz es un hombre bueno y un actor con una carrera afortunada" Gabi Rodas

David Trueba, cámara en mano, en su casa de Cala Llamp. ¿En qué está trabajando?

En un largometraje que se llama El hombre bueno y está protagonizado por Jorge Sanz. Grabaré solo dos o tres días más y luego volveremos más adelante.

¿Es la primera vez que rueda un largometraje en Mallorca?

Creo que sí. Cine, seguro. No recuerdo si he rodado alguna cosa de documental o series en la isla pero sí, es la primera vez que hago algo de cine en Balears.

¿Siempre lo tuvo en mente?

Siempre. En mi novela Blitz (2014) aparece Mallorca al final del libro [en el que describe la isla como «preciosa e inacabable»]. Es un lugar que siempre me ha gustado mucho. Estamos rodando por Banyalbufar, Cala Llamp y en un hotel del Port d’Andratx. La película se rodará íntegramente en Mallorca. No hay ningún plano en Madrid.

¿Una isla cómoda a la hora de rodar?

Traer un equipo grande y desplazar actores, y además en un sitio tan turístico, siempre es difícil.

¿Trabajar con Jorge Sanz también es difícil?

Sí, porque es una persona anárquica en bastantes cosas pero luego tiene una gran verdad y esa especie de tremenda fotogenia que arrastra desde los 8 años, desde que empezó en el cine. Tiene algo en su rostro... está el paso del tiempo, hay muchas cosas contadas ahí. Un tipo de carácter da un resultado y otro tipo de carácter, otro diferente. Con él estoy acostumbrado y somos muy amigos, así que el trabajo es muy cordial.

David Trueba, ayer, en Cala Llamp, uno de los lugares elegidos para el rodaje junto a Banyalbufar y el Port d’Andratx. gabi rodas. palma

¿Puede desvelar algún detalle de su personaje?

La película se llama El hombre bueno y hace referencia a la denominación que se le da a veces al mediador en un divorcio, en una separación. Una persona que no es juez ni trabaja para este pero que hace como una especie de división, lo que se llama una mediación o una conciliación antes de llegar al tribunal. En la película hay una pareja que está teniendo problemas y recurren a él para que cumpla con esa función, para resolver asuntos relacionados con la custodia y el dinero.

«A los jóvenes que empiezan en el cine y la televisión les digo: recordad una cosa, este oficio no es justo»

decoration

¿Jorge Sanz es un buen hombre?

Ahora sí. Tuvo sus excesos y sus cosas pero hay que pensar que una persona que empieza de niño, que luego es un adolescente muy famoso, muy deseado, con mucha presencia en todas las carpetas… pues la vida es mucho más complicada que para una persona normal. Y llegar a los 50... quizá a lo mejor no es tan estable como las vidas de otros que tenemos oficios más estables. Él ha llegado y al final lo que importa es llegar y tratar de seguir trabajando y mantener la dignidad.

Hay quien se refiere a Sanz como «el gran actor olvidado».

A la gente joven que empieza en el cine y la televisión les digo: «Recordad una cosa, este oficio no es justo». Es decir, si estás esperando que el reparto sea justo, con respecto a tu talento, tu esfuerzo, determinación, aquí, la recompensa no siempre es justa. En nuestro oficio a veces hay que tener la fortuna de estar en el lugar adecuado. Jorge ha tenido una carrera muy afortunada porque tiene en su haber películas que son clásicos del cine español, y hay gente con una carrera entera que no las tiene, y menos como protagonista. Sobre sus altibajos en su carrera te diré que es lo normal, hay muy pocos actores que puedan decir lo contrario. Fernando Fernán Gómez siempre nos decía algo muy sabio: «En España el éxito dura dos años. Luego tienes un bajón, y si tienes suerte y tu carrera es larga puedes volver a tener otros dos años buenos». La mayoría de actores no alcanzan ni siquiera esos dos años.

«Trabajar con Jorge Sanz es difícil, es muy anárquico, pero tiene una gran verdad y una tremenda fotogenia»

decoration

¿Cómo han encajado la pérdida de Enrique San Francisco?

Para Jorge, que era muy amigo, ha sido un golpe. Personas como Quique San Francisco son personajes insustituibles. Era muy apreciado. Quique también fue un niño actor, y con una vida trabajosa y difícil, pero con la suerte de mantenerse muchos años. Cuando veo a gente que quiere que sus hijos empiecen muy pronto, les digo: «Tened cuidado, esta profesión es muy inestable y hay que tener la cabeza muy bien amueblada, y de niño no la tienes para saber que aquí hay un trozo de playa y aquí, un trozo de abismo».

¿A qué dedican las horas libres entre rodaje y rodaje dos hombres buenos y alejados de los excesos, quizá al deporte?

El deporte lo practiqué mucho de joven, ahora soy más partidario del ejercicio. En eso cumplo las órdenes de los médicos. Creo que la gente hace demasiado deporte a un nivel que no es bueno. Yo he tenido muchos amigos deportistas profesionales y arrastran todo tipo de lesiones. La gente debería tomarse más en serio que no hay que llegar a ese nivel. Jorge no es deportista pero es muy fuerte, es el ideal para sobrevivir a situaciones de riesgo porque es una persona muy habilidosa. Pero no, no practica ningún deporte. De hecho cuando jugábamos al fútbol le poníamos de portero.

Compartir el artículo

stats