Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antònia Vicens se abre paso en Francia

La editorial Lanskine publica por primera vez en el país galo la obra poética de la escritora mallorquina, Premio Nacional de Poesía en 2018

Antònia Vicens se abre paso en Francia

Antònia Vicens se abre paso en Francia

La literatura de Antònia Vicens (Santanyí, 1941) se abre camino en Francia. La editorial Lanskine acaba de publicar en francés el primer poemario de la escritora mallorquina, Lovely, en una edición traducida por François-Michel Durazzo.

Vicens explica a este periódico que el sello se interesó por sus obras en el Marché de la Poésie de París. «En un encuentro entre editores y escritores, uno de los poetas, Jaume Pont, habló de mi poesía y a partir de ahí todo empezó a rodar», cuenta. Poco después, el traductor contactó con la autora. «Me ha ido enviando pruebas, hemos tenido una relación muy respetuosa y cordial», apunta. La escritora también tuvo voz a la hora de elegir la portada. «Me enviaron varias. Yo tenía claro que la de Lovely debía reflejara el mar, debía oler a mar, porque es un libro que está muy relacionado con el mundo marino». No en balde, la cubierta (en la fotografía de la derecha) es una fotografías de redes de pescadores de Mallorca, como las que se encuentran en el Moll Vell de Palma.

Muy pronto, el interés de la editorial gala por la poesía de Vicens aumentó. «También van a traducir otros tres libros míos, los siguientes a Lovely: Sota el paraigua el crit, Fred als ulls y Tots els cavalls», el libro que le mereció el Premio Nacional de Poesía en 2018. Una tríada que en francés verá la luz en un único tomo. «Ahora espero las galeradas de estos poemarios», comenta.

De lo que ha podido leer de Lovely en francés, Vicens está muy satisfecha. «Me ha gustado mucho. François-Michel Durazzo es un traductor muy bueno que también ha trasladado al francés a Víctor Català o a Miquel de Palol».

«Estoy contenta, pero tampoco le doy una importancia excesiva. Es agradable que la propia obra vaya a tener la oportunidad de ser leída por más personas. Valoro profundamente que mi obra pueda interesar a más gente, pero tampoco hay que darle tanta trascendencia», dice la escritora, una de las voces más importantes de la literatura catalana actual.

Esta primera incursión de Vicens en el tejido editorial francés va a tener réplica en una serie de viajes para hacer presentaciones, siempre que la covid lo permita. «Sé que me tienen preparada una semana de tournée en Córcega para mayo. Y otra en París para junio. También prevén reuniones allí con otros autores e instituciones».

La poeta no deja de estar sorprendida de la acogida que tiene su obra, «yo no me muevo de casa y no hago gestiones para estas cosas», confiesa. «Por eso pienso que los libros hacen su propio camino. Uno no debe sufrir ni obsesionarse por esas cosas. Las obras seguirán su senda», abunda.

Parte de la obra de Vicens ya está traducida al castellano y al alemán. Además de estar presente en diferentes recopilaciones de cuentos, se publicaron en estos idiomas Terra Seca y 39 graus a l’ombra. Pre-Textos también editó en español Tots els cavalls.

Antònia Vicens se abre paso en Francia

Antònia Vicens se abre paso en Francia

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats