21 de febrero de 2020
21.02.2020
Diario de Mallorca

La apertura de las salas de arqueología del Museo de Mallorca se retrasa por humedades

La directora señaló que uno de los objetivos es conseguir estabilizar la humedad y temperatura de las salas

21.02.2020 | 02:45
La apertura de las salas de arqueología del Museo de Mallorca se retrasa por humedades

El Museu de Mallorca sigue haciendo frente a las deficiencias y contratiempos que se le presentan con escasos y precarios recursos.

La directora del museo, Maria Gràcia Salvà, explicó ayer que veía "precipitado" hablar de la apertura de las salas de arqueología este año debido a una serie de humedades diagnosticadas en el subsuelo, unos problemas que afectarían a las piezas por exponer, "sobre todo a los bronces". Según Salvà y el informe elaborado por el ministerio de Cultura, "no parece un tema demasiado complejo de resolver".

Amén de esta intervención para las humedades, "que se supone que correrían a cargo del ministerio", y para la que no hay fecha, el equipo del museo está retocando el proyecto museográfico. "Lo enviamos, pero Madrid nos lo devolvió con algunas correcciones y recomendaciones que estamos introduciendo. Por ejemplo, nos pidieron que en el recorrido no mostráramos tantas piezas", comenta.

En cuanto al sistema de climatización, "que data de 2015" y que vuelve a dar problemas tal y como adelantó DIARIO de MALLORCA, la directora indicó que el objetivo es conseguir estabilizar de una vez por todas los parámetros de humedad y temperatura de las salas para también lograr una estabilización de las obras de arte. "A partir de esta estabilización, podremos hacer restauraciones de las obras", explicó. Salvà advirtió que no es tarea sencilla porque "en el museo hay poca humedad en algunas salas".

Uno de los primeros pasos a seguir, es arreglar el sistema informático que controla esos parámetros, "y que ha dejado de funcionar bien posiblemente a causa de alguna de las tormentas que ha habido". "Estamos trabajando constantemente en este sistema, cambiando lo necesario y manteniéndolo correctamente", defendió. "Tenemos que hacer un diagnóstico más profundo para saber qué sucede. Si se precisa algún tipo de inversión nueva, sí solicitaremos al ministerio de Cultura que actúe. El mantenimiento nos compete a nosotros".

Entre las posibles soluciones, Salvà apuntó a la instalación de una cortina de aire o una puerta a la entrada de las salas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook