23 de octubre de 2018
23.10.2018
Diario de Mallorca
Instituciones

El mantenimiento a cargo de distintas empresas, causa de las humedades en el Museu de Mallorca

Fanny Tur culpa a los contratos menores de la falta de estabilidad en la climatización del centro y asegura que los problemas con el sistema continuaron a pesar de la intervención de urgencia del Ministerio de Cultura en 2017

23.10.2018 | 14:53
El mantenimiento a cargo de distintas empresas, causa de las humedades en el Museu de Mallorca

Para la máxima responsable de la conselleria de Cultura, Fanny Tur, los daños que padecen algunas piezas de la colección del Museu de Mallorca se deben a un mantenimiento y reparación inadecuados del sistema de climatización que se instaló en el centro a raíz de la gran reforma que impulsó en 2011 el Ministerio de Cultura en la infraestructura.

"Los problemas de climatización, sobre todo con los cambios de estación, siempre se presentan y continúan en el Museu de Mallorca", ha afirmado esta mañana en el Parlament la consellera de Cultura Fanny Tur, contestando a una pregunta de Podemos sobre la gestión del centro después de que se conociera que seis valiosas piezas góticas han sufrido daños por subidas descompensadas de la humedad relativa en las salas, unas medidas registradas desde el pasado mayo. En marzo, el museo se quedó sin empresa de mantenimiento al expirar el contrato. "Desde ese momento, se empezó a trabajar en un contrato abierto, porque hasta ahora se hacían contratos menores de mantenimiento y no se podía repetir la empresa por cuestiones obvias y por este motivo no se tenía una estabilidad en el sistema de climatización. Y los concursos abiertos tardan más en hacerse", sostiene.

La consellera Fanny Tur sostuvo que los problemas de climatización en el Museu de Mallorca han existido desde siempre. "Hasta el año 2013, porque no existía sistema de climatización. Y a partir de 2015, cuando se recepcionó la obra de reforma se constató de inmediato por parte de la dirección en aquel momento que el sistema de climatización instalado no era en absoluto adecuado para la climatogología y las características de la isla de Mallorca", relata. "A partir de este momento, en concreto a principios de 2016, la dirección ya envió cartas al ministerio destacando y denunciando este hecho y los problemas graves que padecía la climatización del museo y por tanto las piezas". Ante esta situación, la consellera relata que en 2017, a partir de una visita del entonces director de Bellas Artes, se le mostró y explicó el estado de cosas con la climatización y se llevó a cabo una intervención de urgencia con una inversión de 85.000 euros. Pese a ello, Tur insiste en que los problemas continuaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook