16 de febrero de 2020
16.02.2020
LGTBI

'Luisa Fernando', la zarzuela atrevida para sacudir conciencias

Euroclàssics y Mallorca Gay Men's Chorus unen sus fuerzas para producir su personal versión de la obra de Federico Moreno Torroba

15.02.2020 | 20:45

"Creo que habrá gente que no podrá aguantar esta versión LGTBI de Luisa Fernanda y saldrá de la sala". Habla Maria Victòria Cortès, directora musical de la versión de la zarzuela de Federico Moreno-Torroba que han preparado Euroclàssics y el Mallorca Gay Men Chorus (MGMC), una producción atrevida y provocadora, innovadora y comprometida, que se estrenará el 20 de marzo en el Auditori de Peguera (Calvià).


Si la zarzuela original de Torroba presenta los enfrentamientos entre isabelistas y republicanos en el siglo XIX, ahora toma una dirección reivindicativa a favor de los derechos y libertades del colectivo LGTBI y contra el auge de la extrema derecha. Los personajes se sitúan en el barrio de Chueca de Madrid y en Mallorca, y se les ha caracterizado con un pasado y una personalidad distintos a los de la obra original. El cambio más llamativo es, quizás, presentar a la protagonista como una persona transexual: "Este ha sido siempre el colectivo más maltratado, por eso le hemos dado más protagonismo". Así, Luisa es una mujer que nació hombre (Fernando) y que acaba de finalizar su etapa de transición. Título de la obra: Luisa Fernando. Se abre el telón.

Ahora es el momento idóneo para programar esta zarzuela modernizada y reivindicativa, un trabajo que ha sido todo un reto para sus responsables, tanto a nivel musical como escénico. Lo explica Joan Laínez: "Los intolerantes se sienten más legitimados para decir barbaridades como, por ejemplo, que se tiene que implementar un pin parental. La extrema derecha tiene voz en las instituciones. Los que formamos parte del colectivo LGTBI nos sentimos más vulnerables que hace cinco años, aunque no inseguros. Nuestra intención con Luisa Fernando es brindar una visibilización positiva del colectivo a través de la música, y también desde la insinuación y la ironía, el humor. Porque aunque esta sea una historia dramática, tiene muchos toques de comedia", apunta.

Las sopranos Celia Cuéllar e Inma Hidalgo, el barítono Luis Sintes y el tenor Joan Laínez serán los solistas; Maria Victòria Cortès hará sonar el piano; y los integrantes del MGMC, cuyo nivel de técnica vocal es "alucinante", según Cortès, se encargarán de llenar el espacio con sus voces. Laínez apunta que el público del MGMC ya sabe, cuando va a verles, que verá algo que le sorprenderá. Y más en esta ocasión, que interpretarán un repertorio totalmente nuevo para ellos y de un género diferente. El espacio escénico, que firma Molina, será muy colorista y llamativo, y tiene como referentes las escenografías de grandes musicales como Oliver Twist o Chicago. El director de escena también se ha encargado de adaptar el texto (una de las últimas canciones es en catalán), aunque el equipo creativo señala que tampoco se han hecho muchos cambios "porque hay fragmentos del texto original que parece que fueron escritos ayer". El proceso de construcción de la narración ha sido muy "vivo", puesto que se ha trabajado mucho en los ensayos, viendo qué funcionaba y qué no.

Remover conciencias es uno de los objetivos de esta producción, que ya tiene actuaciones cerradas en varios pueblos de la isla como Alcúdia, Llucmajor y Pollença, y también en Palma. La duda está en ver cómo reacciona el público a esta llamativa propuesta, pero Cortès está tranquila, porque "la gente responde muy bien a las cosas que se han hecho con respeto". Luisa Fernando llega lista para abrazar, desde la tolerancia, a todos las que quieran verla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook