27 de noviembre de 2012
27.11.2012
Arqueología

La casa de los primeros ´calvianers´, al descubierto

Un equipo de arqueólogos ha restaurado la construcción más antigua de la que se tiene constancia en el municipio

27.11.2012 | 20:55
La naveta Alemany data del 1.500 antes de Cristo.
Antes de que alguien decidiese que esa zona del Ponent de Mallorca se llamaría Calvià. Antes del boom turístico, de la hipertrofia constructora que borró la costa, de la llegada de centenares de miles de turistas y de otros tantos inmigrantes peninsulares atraídos por la demanda de obra de la industria naciente. Antes de la Conquesta del rey Jaume I, de la dominación islámica y romana. Antes de todo eso y rebobinando más aún, una extensa familia vivía en unos terrenos entre lo que hoy en día es Cala Vinyes y Magaluf.

Se dedicaban al pastoreo y al cultivo del campo. Utilizaban cuchillos de sílex y tenían conocimientos avanzados de cerámica. Su hogar era una casa con forma alargada (lo que se conoce en Mallorca como una naveta), protegida por varias filas de piedras robustas. Del cielo, les separaba un techo formado por ramas de acebuche y arcilla. Honraban a sus muertos con ritos funerarios. De eso, hace más de 3.000 años. Esa familia vivió en torno al 1.500 antes de Cristo, en plena Edad del Bronce. Ahora, su hogar acaba de ser restaurado por el Ayuntamiento, gracias a un equipo de especialistas liderado por el arqueólogo Manel Calvo. "Ésta es la construcción más antigua de la que se tiene constancia en Calvià", afirmó ayer, durante la presentación oficial del proyecto de rehabilitación de la naveta Alemany.

Calvo matiza a continuación que eso no significa que no pueda haber otras más antiguas, aunque de momento no se han encontrado. De hecho, explica que en la propia naveta Alemany, que ya fue objeto de una intervención arqueológica en la década de los setenta, se han encontrado materiales que datan de una época anterior.

Un extenso clan vivió en esa casa, en esa naveta. La construcción tiene sus particularidades. Como indica Calvo, es más alargada de lo que es habitual en este tipo de edificaciones y, además, está en pendiente. Lo que es más normal es que esté ubicada cerca del mar. La buena comunicación con puntos de desembarco era importante.

Era común también que en los alrededores de la construcción hubiese lugares para enterrar a los muertos y, en este caso, como señalo el arqueólogo, existen al menos tres documentados.

La estructura del hogar se mantuvo hasta el 1.100 antes de Cristo, cuando hubo una importante reforma. Un tiempo después, la naveta Alemany quedó inhabitada. ¿Qué les pasó a esos vecinos calvianers del pasado? Calvo explica que, seguramente, se produjo una reordenación de la población que había en la zona en favor de otros asentamientos como el Puig de na Morisca, en Santa Ponça, muy rico también en yacimientos arqueológicos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!