Mimados y maltratados: ‘The Bling Ring’

Netflix ha estrenado una serie documental que retrata las tropelías de una banda de ladrones que truncó las vidas de Orlando Bloom, Paris Hilton o Lindsay Lohan. La cineasta Sophia Coppola dedicó una película a esta banda de adolescentes obsesionados con la idea de la fama y el dinero

Alexis Neiers y Nick Prugo
en la serie documental de Netflix.

Alexis Neiers y Nick Prugo en la serie documental de Netflix. / texto CARLA MELCHOR

Carla Melchor

La vanidad, las redes sociales y la ambición por conseguir ser retratado por los tabloides son los componentes de esta historia, más cercana a la ficción que a la realidad, un requisito indispensable para llegar a formar parte del catálogo de Netflix. La plataforma de streaming ha estrenado una serie documental de estas ligeras y superficiales, pero tremendamente adictivas.

Se trata de una producción centrada en el Bling Ring, la banda de ladrones que se dedicaron a entrar en las casas de los famosos a principios de los años 2000. Olvídense de los aparatos de alta tecnología, las pistolas o los pasamontañas, pues estos adolescentes —sí, adolescentes— entraban a las mansiones sin violencia, por la puerta principal. Pues parece ser que por aquella época, los famosos todavía eran tan ingenuos como para pensar que eran intocables, que en su estrato social solo entraban personas en las que se podía confiar, ya que tenían tanto dinero como ellos. No contaban con que redes sociales como My Space estaban creando infiltrados tan convencibles como para codearse con ellos sin levantar sospechas.

El nacimiento de la banda organizada y su final es el centro de la nueva serie documental de Netflix: The Real Bling Ring. Cuenta con los testimonios de dos de ellos: uno de los dos cabecillas, Nick Prugo, y el de una chica que manchó su reputación de por vida con solo ir a un allanamiento, Alexis Neiers. Bueno, aunque se llevó alguna que otra cosilla para su fondo de armario.

Sophia Coppola hizo una película de esta particular banda que tenía a Emma Watson como lideresa. Aunque lo que pasó realmente difiere mucho de lo que aparece en la cinta. Inicialmente, la banda estaba conformada por Rachel, una pija de instituto, y Nick, un joven que deseaba ser el centro de la fama en Hollywood. De cometer un robo inocente, pasaron a allanar mansiones de famosos para llevarse millones de dólares en joyas, ropa y relojes. Paris Hilton, Lindsay Lohan u Orlando Bloom fueron algunas de sus víctimas. Sus «excursiones» siempre coincidían con fechas señaladas, como por ejemplo, la gala de los Premios Oscar, cuando sabían que nadie iba a estar la mansión.

El documental también refleja la presión a la que ya estaban sometidos estos jóvenes con la eclosión de las redes sociales, así como la presión de sus propias familias por triunfar en Hollywood.

Suscríbete para seguir leyendo