Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reportaje

Club Náutico: ocho millones para un centro empresarial

El Club Naútico de Palma proyecta construir un centro empresarial en los edificios contiguos a los de su sede social - La inversión asciende a ocho millones de euros

La concesión que obtuvo en su día el Club Náutico de Palma para disponer de sus actuales instalaciones finalizada en 2022. El club ha iniciado las negociaciones con el ministerio de Fomento, que es el titular de los terrenos en los que se asienta, a través de Puertos del Estado, para acordar la imprescindible renovación de la concesión. A cambio, la dirección del club, una vez disponga de la autorización de los socios, ofrece realizar una inversión de ocho millones de euros para proceder a una drástica remodelación de los edificios anexos. El proyecto consiste en derribarlos para levantar un centro empresarial náutico. El nuevo edificio, según el presidente del club, Javier Sanz, se adecuará a la fisonomía de la zona; es decir, estará en consonancia con Paseo Marítimo y Paseo Sagrera. La intervención abarcará todos los edificios exceptuando el Oratori de Sant Telm. Sanz manifiesta que ya se han iniciado los trámites para disponer de las autorizaciones necesarias, por lo que espera que en un plazo de seis o siete meses esté todo dispuesto para que hacia el mes de octubre del próximo año puedan iniciarse las obras y concluidas en un plazo de doce meses. "Que se pueda proyectar una remodelación tan ambiciosa es fruto de la trayectoria del club Naútico de Palma que, al disponer de una situación financiera solvente, está en condiciones de acometer un proyecto tan importante como éste", declara Javier Sanz, quien añade que "lo que queremos hacer supondrá un cambio sustancial tanto para el club como para la ciudad, porque el hecho de que Palma disponga de un centro empresarial de envergadura dedicado a la náutica es muy importante, dado que las empresas del sector tienen cada vez más importancia, y es seguro que en el futuro disponer de un centro de esas características hará que Palma esté en condiciones de atraer más empresas dedicadas a un deporte que se ha convertido en una de las claves de la industria turística".

El presidente del Club Naútico reitera que el Oratori de Sant Telm queda plenamente salvaguardado. "El proyecto -dice- es enormemente respetuoso con el entorno arquitectónico en el que está integrado, porque lo que queremos, además de promocionar al máximo las empresas náuticas, es que la zona, una de las más conocidas de Palma, adquiera el realce que ha de tener". "Derribar los edificios anexos al club -prosigue- posibilitará proceder a una completa e integral rehabilitación de toda la zona, que ahora no diré que se encuentre degradada, pero sí que no dispone de la prestancia que con lo que pretendemos llevar a cabo sin duda tendrá".

Javier Sanz no prevé problemas para conseguir tanto la ampliación de la concesión como las autorizaciones para poder llevar a cabo la remodelación, que, insiste, ha de ser aprobada por la asamblea de socios del Club Náutico, que es la que tiene en sus manos la decisión final.

Compartir el artículo

stats