02 de abril de 2007
02.04.2007

La Església Nova de Son Servera se ambienta de palmas, olivo y laurel

02.04.2007 | 00:09
Los niños también participaron del acto religioso.
Sobre las once y media de la mañana, la Església Nova de Son Servera fue escenario de la tradicional bendición de palmas y ramas de olivo y laurel. Un año más, cientos de personas participaron de este acto religioso que se celebra en un emblemático templo inacabado, próximo a la plaza de Sant Joan.
En esta edición, la Obreria de Setmana Santa preparó hasta 500 ramas que se facilitaron para los asistentes, entre los cuales se encontraban muchos niños.
Al término de la ceremonia de bendición por parte del rector Pedro Pou, se inició una procesión encabezada por la banda de música local hasta la parroquia de Sant Joan Baptista, donde tuvo lugar la misa de Ramos. A continuación, se procedió a la bendición del paso de la nueva cofradía La Vera Creu que este año se crea para participar en los actos de Semana Santa.
De estos siete días cabe resaltar el Davallament que se escenificará el Viernes Santo en la Església Nova. Este mismo edificio acogerá el sábado por la noche la bendición del Foc Nou y la salida de la procesión con cirios hasta la parroquia.
Finalizados los actos de la Semana Santa, se impulsarán las obras de ejecución de la ampliación de la Església Nova, que se realizarán según los planos originales del discípulo de Gaudí, Joan Rubió i Bellver. El proyecto es objeto de polémica a raíz de un convenio que limitará los usos futuros.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!