Alimentación

¿Cuántos azúcares añadidos pueden tomar los niños?

Que consuman alimentos con alto contenido de estos lípidos aumenta el riesgo de que padezcan obesidad

03.09.2016 | 20:08
Azúcares añadidos
Azúcares añadidos

Los niños de 2 a 18 años deben consumir menos de 25 gramos de azúcares añadidos al día, según señalan en científicos en una declaración conjunta publicada en la revista 'Circulation', con motivo de las nuevas recomendaciones de la Asociación Americana de Corazón.

Las recomendaciones, diseñadas para mantener a los niños sanos, busca fijar un límite específico en el consumo de azúcares añadidos. "Nuestra recomendación de destino es el mismo para todos los niños entre los 2 y 18 años para que sea sencillo para los padres y los defensores de la salud pública", ha señalado Miriam Vos, autora principal de las recomendaciones, experta en nutrición y profesora asociada de pediatría de la Escuela Universitaria de Medicina de Emory en Atlanta, Georgia.

La recomendaciones ponen el límite en los 25 gramos de azucares añadidos, siendo indiferentes que se ingieran en líquidos o sólidos; esto podría equivaler a 100 calorías al día o seis cucharaditas de azucares al día. Asimismo, los niños y adolescentes deben limitar su consumo de bebidas endulzadas con azúcar a no más de ocho semanales. Mientras que los niños menores de 2 años no deben consumir alimentos o bebidas con azúcares añadidos, incluidas las bebidas endulzadas con azúcar.

"Para la mayoría de los niños, comer no más de seis cucharaditas de azúcares añadidos al día es un objetivo saludable y alcanzables", ha añadido Vos, quien recuerda que "los niños que comen alimentos cargados de azúcares añadidos tienden a comer menos alimentos saludables, como frutas, verduras, granos integrales y productos lácteos bajos en grasa que son buenos para su salud cardíaca".

El consumo de alimentos con alto contenido de azúcares añadidos durante la infancia está relacionada con el desarrollo de los factores de riesgo relacionados con las enfermedades cardiovasculares, tales como un mayor riesgo de obesidad y la hipertensión arterial en niños y adultos jóvenes.

La probabilidad de que los niños desarrollen estos problemas de salud aumenta proporcionalmente al abuso de los azúcares añadidos consumidos. Los niños con sobrepeso son más propensos a ser resistentes a la insulina, un precursor de la diabetes tipo 2, recuerdan los expertos en un comunicado.

"Ha habido una falta de claridad y consenso en cuanto a la cantidad de azúcar añadido que se considera seguro para los niños, por lo que los azúcares siguen siendo un ingrediente comúnmente añadido en los alimentos y bebidas, y el consumo total de los niños sigue siendo alta", ha afirmado Vos, quien recuerda que el niño americano típico consume aproximadamente el triple de azucares añadidos de lo recomendado por los expertos.

Nada de azucares añadidos para menores de dos años

La declaración ha sido escrita por un panel de expertos que hicieron una revisión exhaustiva de la investigación científica sobre el efecto de los azúcares añadidos en la salud infantil, que presentan desafíos comunes a este tipo de investigación en nutrición.

"Los estudios de nutrientes como los azúcares añadidos son un reto, pero con el tiempo el número de estudios en los niños ha aumentado. Creemos que la evidencia científica de nuestras recomendaciones es grande y ayudará de manera significativa a que los padres y los defensores de la salud pública proporcionan la mejor nutrición posible a los hijos"

El panel de expertos también recomienda que los azúcares añadidos no sean incluidos de ningún modo en la dieta de los niños menores de 2 años. Las necesidades calóricas de los niños en este grupo de edad son más bajos que en los niños mayores y en los adultos, por lo que hay poco espacio para los alimentos y bebidas que contienen azúcares añadidos.

Además, las preferencias gustativas comienzan temprano en la vida, por lo que la limitación de los azúcares añadidos pueden ayudar a los niños a desarrollar una preferencia de por vida para los alimentos más sanos.

¿Qué son los azucares añadidos?

Los azúcares agregados son los azúcares - incluyendo el azúcar de mesa, fructosa y miel - ya sea utilizados en el procesamiento y la preparación de alimentos o bebidas, añadidos a los alimentos en la mesa o antes. A partir de julio 2018, se requerirá a los fabricantes de alimentos señalar la cantidad de azúcares añadidos por lo que los expertos esperan que será más fácil seguir sus recomendaciones.

"Hasta entonces, la mejor manera de evitar los azúcares añadidos en la dieta de su hijo es que consuma una mayoría de alimentos con alto contenido nutricional, como frutas, verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa, carnes magras, pollo y pescado, y para limitar los alimentos con poco valor nutricional", ha señalado Vos.

A la hora de alimentar a un niño hay que tener en cuenta que las calorías estimadas que necesitan los niños van de 1.000 por día para los niños sedentarios mayores de 2 años de edad, aproximadamente 2.400 para chicas de 14 a 18 años de edad activas, y de 3.200 para niños de 16-18 años de edad y activos.

"Si su niño está comiendo la cantidad correcta de calorías para alcanzar o mantener un peso corporal saludable, no hay mucho espacio para la comida basura, es decir de bajo valor nutricional, que es donde se encuentran la mayoría de los azúcares añadidos", ha añadido Vos.

La declaración señala que una de las fuentes más comunes de azúcares añadidos son las bebidas azucaradas, como los refrescos, las bebidas de frutas, bebidas deportivas, tés azucarados y bebidas energéticas.

"Los niños no deben beber más de un 8 onzas a la semana de bebidas endulzadas con azúcar (250 gramos), sin embargo, actualmente los niños beben mayores porciones de bebidas azucaradas cada semana", ha explicado Vos.

Debido a la falta de investigación favor o en contra del uso rutinario de los edulcorantes no nutritivos, tales como aspartamo, sacarina y sucralosa en las dietas de los niños, los autores consideraron que no podían hacer una recomendación a favor o en contra de estos edulcorantes no calóricos. Además, no se sabe si el alto contenido de azúcar en los zumos naturales (100% de fruta) dpueden causar las mismas preocupaciones que las bebidas con azúcares añadidos.

Otros consejos para cortar el consumo de alimentos con azúcares añadidos incluyen evitar los alimentos dulces procesados, que tienden a ser cargados con azúcares añadidos, tales como barras de cereales, galletas, pasteles y muchos alimentos comercializados específicamente a los niños, como los cereales dulces.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud

El síndrome de las piernas inquietas, cada vez más común.
Síndrome de las piernas inquietas, ¿qué es?

Síndrome de las piernas inquietas, ¿qué es?

Este trastorno es característico al anochecer, lo que suele provocar dificultad para conciliar el...

Nace el primer bebé del mundo con ADN de tres padres

El pequeño nació mediante una controvertida técnica de reproducción para evitar una enfermedad...

Siete alimentos que te ayudan a fortalecer los músculos

Siete alimentos que te ayudan a fortalecer los músculos

Una alimentación sana es clave para mejorar la masa muscular y el buen funcionamiento del organismo

¿Cómo hacerse donante de médula ósea?

¿Cómo hacerse donante de médula ósea?

En España, cada año cerca de 5.000 personas son diagnosticadas de leucemia aguda y unas 7.000 de...

La testosterona favorece comportamientos agresivos, pero también generosos

La testosterona favorece comportamientos agresivos, pero también generosos

Un nuevo estudio concluye que esta hormona esteroidea "puede causar en los hombres un...

El ´efecto silla´ provoca casi medio millón de muertes en el mundo

El ´efecto silla´ provoca casi medio millón de muertes en el mundo

Pasar más de tres horas sentados al día puede vincularse al casi 4% de las muertes a nivel mundial

Síguenos también en...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine