ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo
Pediatría

Los riesgos de la televisión para los niños

Sobrepeso, dificultades de atención, lesiones de cabeza y cuello - Son muchos los efectos del pasar horas frente al televisor

15.10.2015 | 12:34
La televisión se ha convertido en la primera alternativa de ocio infantil.

La televisión se ha convertido en la primera alternativa de ocio infantil y eso no es siempre bueno. De sobra conocemos los efectos de horas y horas frente a la televisión: problemas sobrepeso, dificultades de atención y torpeza en el aprendizaje, son las principales consecuencias de esta exposición en los más pequeños.

Sin embargo, hasta ahora no sabíamos que los aparatos de televisión también dañan la salud de los niños, sobre todo los más pequeños. Según una investigación, publicada en 'Journal of Neurosurgery: Pediatrics', se ha producido un aumento de las lesiones en el cuello y la cabeza de los niños por golpes con las televisiones.

En la última década, las televisiones que caen sobre los niños están causando un número creciente de lesiones graves en los pequeños y se espera que continúe aumentando a medida que los televisores son cada vez más grandes y económicos. Muchos de los televisores no se fijan correctamente a las paredes o carecen de una base estable y como los televisores son cada vez más grandes, son más propensos a provocar fracturas y hemorragias intracraneales que pueden resultar fatales.

"Los padres tienen que ser conscientes de que los televisores puede perjudicar seriamente a los niños", afirma el doctor Michael Cusimano, neurocirujano en el Hospital St. Michael y autor principal del artículo sobre esta investigación. "Pero estas lesiones son altamente predecibles y prevenibles", señala.

Cusimano dice que los niños de entre 1 y 3 años de edad son los más susceptibles a este tipo de lesiones y más propensos a sufrir lesiones graves que los niños mayores. Muchas de estas lesiones ocurren cuando los niños se suben a los muebles para coger juguetes o golpean las bases inestables de la televisión, haciendo que los aparatos caigan sobre sus cabezas.

Debido a que los niños pequeños suelen ser más bajos que la mayoría de los soportes de televisión, su cabeza es más a menudo el primer punto de contacto cuando cae la televisión. En esta investigación se analizaron 29 estudios de siete países que estudiaron las lesiones de cabeza y cuello relacionadas con los televisores.

Los investigadores de este trabajo encontraron que el 84 por ciento de las lesiones de las que se informaron ocurrieron en casa, con tres cuartas partes de ellas no presenciadas por los cuidadores adultos. "Los televisores se colocan a menudo sobre bases inestables, en lo alto muebles como aparadores, que no están diseñados para televisores o no se aseguran adecuadamente a la pared", alerta Cusimano.

"Mientras tanto, los padres están cada vez más ocupados y no tienen mucho tiempo de supervisar a los niños, así que no es de extrañar que se estén revelando con más frecuencia estas lesiones", agrega el autor de este trabajo. El informe señala también que los niños de entre 2 y 5 años de edad están expuestos de manera significativa a los televisores, pasando más de 32 horas por semana frente a los televisores, haciéndolos susceptibles a este tipo de lesiones.

Educar a los niños, padres, maestros y profesionales médicos sobre los peligros de las caídas de los televisores, evitar colocar los juguetes o los mandos a distancia en la parte superior de los televisores y seguir las instrucciones de los fabricantes sobre cómo fijar con seguridad los televisores a las paredes o las bases son algunos de los consejos que da Cusimano para evitar estas lesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine