Salud dental

Los peligros de la periodontitis

Algo más de un 30% de la población laboral española presenta algún tipo de patología periodontal destructiva

20.02.2015 | 20:29
Es recomendable realizar dos visitas al año al dentista.

Algo más de un 30% de la población laboral española presenta algún tipo de patología periodontal destructiva, la enfermedad es más frecuente en hombres con estudios primarios, menos ingresos y su incidencia aumenta con el paso de los años, según un estudio reciente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

La periodontitis es una enfermedad inflamatoria de origen bacteriano que afecta al tejido de soporte de las piezas dentales y que conlleva una pérdida progresiva del hueso que rodea a las raíces de los dientes. Sin tratamiento, la enfermedad periodontal puede ocasionar movilidad y pérdidas dentales.

Según explica el doctor Ignacio Sanz, miembro colaborador de la Fundación del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (FCOEM), el factor más importante asociado a la aparición de la enfermedad periodontal es el tabaco. "La literatura científica indica que el riesgo de desarrollar enfermedad periodontal se multiplica por dos o por tres en pacientes fumadores", señala el doctor.

El principal signo de alarma común a los diferentes tipos de patologías periodontales es el sangrado de las encías espontáneo o durante el cepillado. La retracción gingival (dientes más largos) así como un mal sabor de boca y aliento también pueden estar relacionados con la presencia de periodontitis. Otros signos como el desplazamiento de piezas dentales y movilidad son también de importancia.

El tabaco reduce el aporte sanguíneo al tejido gingival, disminuyendo la concentración de oxígeno en éste y favoreciendo la proliferación de las especies bacterianas más nocivas. "Ante esta agresión, el paciente fumador tiene menor número de células defensivas y, debido a la acción de la nicotina, estas funcionan peor", añade Sanz.

Para terminar, el especialista apunta que la cicatrización y respuesta ante el tratamiento de la enfermedad periodontal está también comprometida en los pacientes fumadores.

En la enfermedad periodontal crónica, la forma más común y asociada a los mayores de 30 años, el avance es lento y en los estadios iniciales no existen síntomas, de ahí que los pacientes busquen tratamiento cuando existe ya una pérdida de tejido de soporte muy significativa.

Sanz recomienda que cuando se detecte cualquiera de los síntomas descritos se acuda a un profesional para evaluar si existe patología periodontal. La prueba clínica más importante mide la distancia entre el borde de la encía y la inserción de diente, clave para descubrir en qué grado afecta la pérdida de inserción al paciente, pero también se realizan radiografías que evalúan la pérdida ósea y en ocasiones se realizan estudios microbiológicos.

El especialista señala que aunque no existan síntomas es recomendable realizar dos visitas al año al dentista para comprobar el estado de las encías y la presencia de caries. Un consejo que se convierte en clave en el caso de quienes fuman o padecen diabetes, una enfermedad que también se asocia a la aparición de periodontitis.

Periodontitis, salud cardiovascular y embarazo

La enfermedad periodontal está causada por microorganismos que se adhieren a la superficie de los dientes formando una película viscosa denominada placa dental. La placa genera una respuesta inmunológica que inflama los tejidos circundantes y, en el caso de la periodontitis, la reabsorción del tejido óseo de soporte del diente.

Según señala Sanz, la enfermedad es fruto de una higiene dental inadecuada y cada paciente reacciona de manera diferente ante el acúmulo de placa dental. Las personas que desarrollan problemas en las encías tienen una susceptibilidad genética, es decir son más proclives a tener periodontitis y deben tener una higiene y control profesional más exhaustivo.

"Hoy en día entendemos que la enfermedad periodontal no es solo un problema localizado en la boca. Los pacientes tienen frecuentemente bacterias en sangre que pueden desencadenar fenómenos inflamatorios en otras partes del cuerpo", aclara el doctor.

Existe abundante evidencia científica que indica que existe una asociación entre la periodontitis y patologías como la patología cardiovascular. Otro campo de investigación indica que existe una asociación entre el nacimiento de bebés prematuros y la presencia de enfermedad periodontal en la madre.

La periodontitis está causada por una higiene dental inadecuada, para prevenirla es fundamental tener una buena higiene en casa y cepillarse correctamente. "La mayoría de los pacientes se cepilla demasiado rápido y deja sin limpiar superficies de difícil acceso. Son estás zonas las más proclives a desarrollar problemas", explica Sanz.

1. Utilizar hilo dental o cepillos interproximales a diario: este factor es determinante ya que son el único método capaz de limpiar las superficies de contacto entre los dientes, justamente donde más placa dental se acumula y donde más pérdida de hueso ocurre.

2. Emplear reveladores de placa dental: se pueden encontrar en cualquier farmacia, son tinciones que ayudan al paciente a ver dónde no está realizando una técnica adecuada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine