Consejos para cuidar la piel de tu bebé

La barrera cutánea de los más pequeños no se desarrolla completamente hasta los tres años

24.11.2014 | 21:32
Un bebé durante el baño.
Un bebé durante el baño.

La piel de los recién nacidos es muy diferente a la piel de los adultos: es hasta diez veces más fina, se seca con facilidad, todavía no es capaz de regular bien la temperatura y resulta más propensa a alergias e irritaciones.
La doctora Aurora Garre, de Cinfa, detalla que "hasta los tres años de vida, la ´barrera cutánea´ de los niños no ha terminado de desarrollarse, y no está tan preparada para defenderse de las agresiones medioambientales (frío, viento, sol, aire seco...)".

Así mismo, entre las características que diferencian la piel de los bebés de la de las personas adultas, la experta indica que "su función termorreguladora no funciona al 100%; pierde y absorbe agua con mayor rapidez; presenta una mayor reactividad vascular (se enrojece o palidece más fácilmente); y una menor capacidad de sintetizar melanina. En general, es menos resistente y mucho más frágil y delicada", apunta. Esta fragilidad resulta clave a la hora del cuidado de los más pequeños en los diferentes momentos de sus primeros meses.

En este sentido, la doctora expresa que es muy importante que "los padres no usen para los niños productos de adultos, porque según establece la legislación europea, la cosmética para bebés debe pasar unos controles muy estrictos y exigentes. Así, en la higiene diaria de los más pequeños, la regla de oro es elegir siempre productos de cuidado específicamente formulados para su piel, hipoalergénicos y probados bajo control dermatológico y pediátrico", afirma. "Además, debemos tomar una serie de precauciones en diversos momentos del día, como el baño o el cambio de pañal, para conseguir llevar una rutina que nos asegure un cuidado adecuado de su piel. Y es fundamental no exponer a nuestros bebés al sol hasta los 6 meses de edad, como mínimo", concluye la experta de Cinfa.

10 reglas de oro para cuidar la piel de tu bebé

1. Prepara el baño
Previamente al momento del baño es necesario calentar tanto el agua de la bañera, que debe estar a unos 37º, como el propio cuarto de baño, para que la temperatura ambiente esté entre los 20ºC y 22ºC. Además, te ayudará tener a mano todo lo que vayas a necesitar: productos, toallas, esponja?

2. Siempre pendiente
Una vez que metas a tu bebé en la bañera, durante los primeros meses debes sujetarlo con firmeza. A partir de los 4 ó 5 meses ya puedes emplear una hamaquita de baño. Y en ningún momento lo dejes sin vigilancia, ni dentro de la bañera ni en el cambiador.

3. Utiliza productos específicos
El jabón debe ser uno líquido infantil, hipoalergénico y con pH neutro, que respete el manto ácido cutáneo. También es importante contar con una esponja, preferiblemente que sea natural.

4. Controla el tiempo
Procura no tenerle en la bañera más de cinco minutos y lávale el pelo sólo instantes antes de sacarle del agua, porque los bebés pierden mucha temperatura por la cabeza.

5. Sécale con delicadeza
Cuando termines de bañar al bebé, sécale dándole ligeros toquecitos, sin frotarle, para no irritar su piel. Comprueba bien todos los pliegues y arruguitas para asegurarte de que no queda humedad.

6. No te olvides de hidratar
Aplícale una leche infantil hidratante, dándole un suave masaje por todo el cuerpo.

7. El cambio de pañal: zonas delicadas
Para limpiar el culito del bebé, utiliza toallitas especiales para este momento, o si lo prefieres, agua y un gel lavante o un jabón supergraso. Es fundamental realizar la limpieza desde la zona más limpia a la más sucia, de adelante hacia atrás, para no arrastrar la suciedad.

8. Barrera antibacteriana
Una vez limpio, y antes de colocar el nuevo pañal, asegúrate de que tiene totalmente secos los pliegues de las nalgas y las ingles, y aplícale una buena capa de crema protectora en el culito, cuya función es crear una barrera que prevenga las posibles irritaciones en esta zona, debido al contacto directo con la orina y las heces.

9. No te excedas con el perfume
Para perfumarle delicadamente, puedes utilizar unas gotas de agua de colonia sin alcohol, para vaporizar sobre su cuero cabelludo o sobre su ropa.

10. Cuidados también fuera de casa
Al salir de paseo con tu bebé en los meses de otoño e invierno, cubre las zonas más delicadas para protegerle tanto de resfriados como de la acción resecante del frío. En la cara, aplícale siempre una crema hidratante con protección solar, aunque haya nubes y no salga el sol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Salud


Cómo acabar con los gases intestinales.
Diez remedios para controlar los gases intestinales

Diez remedios para controlar los gases intestinales

Existen una serie de hábitos y alimentos naturales que ayudan a evitar las incómodas flatulencias

Ácido fólico: ¿Cuánto hay que tomar en el embarazo?

Ácido fólico: ¿Cuánto hay que tomar en el embarazo?

La ingesta de esta vitamina es importante para una correcta formación del feto

Ocho de cada diez casos de cáncer de pulmón se detectan en fase avanzada

Ocho de cada diez casos de cáncer de pulmón se detectan en fase avanzada

Este tipo de tumor, que se lleva 20.000 vidas en España cada año, no da síntomas hasta que está...

Nace el primer bebé a partir de un óvulo vitrificado automatizadamente

Nace el primer bebé a partir de un óvulo vitrificado automatizadamente

La vitrificación es un sistema de criopreservación ultrarrápido que reduce el tiempo y el riesgo...


Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestro cuerpo

Cómo afecta el consumo de alcohol a nuestro cuerpo

Te mostramos cómo reacciona nuestro organismo y qué consecuencias tiene para nuestra salud

Comer a media noche, ¿por qué es malo para la salud?

Comer a media noche, ¿por qué es malo para la salud?

No conviene ignorar las señales del reloj biológico y comer por la tarde y de noche

Enlaces recomendados: Premios Cine