Análisis del estado de los vehículos

Más de la mitad de los turismos circulan con algún defecto que influye en su seguridad

EL 60,1 por ciento de los coches españoles presenta algún defecto, según el informe elaborado por la Fundación MAPFRE. Además, el parque automovilístico español ha envejecido hasta los 13 años de media

06.09.2016 | 01:17
La antigüedad de los coches y los fallos por falta de mantenimiento son los factores idóneos para acabar en accidente. Perales Iborra.
La antigüedad de los coches y los fallos por falta de mantenimiento son los factores idóneos para acabar en accidente. Perales Iborra.

El parque automovilístico en España continúa registrando un deterioro notable. Así lo pone de manifiesto el hecho de que más de la mitad de los turismos españoles –60,1 por ciento– presenta algún defecto, según recoge el informe Análisis del estado de los vehículos, que ha dado a conocer Fundación Mapfre con los datos correspondientes a un total de 76.800 inspecciones gratuitas de automóviles que ha realizado Mapfre dentro de su campaña "Cuidamos tu Auto".

Las diagnosis se han realizado gratuitamente en unidades móviles gestionadas por esta entidad aseguradora y que han recorrido toda la geografía nacional. En ellas se han evaluado un total de 62 aspectos del vehículo, desde sus elementos básicos de seguridad al acondicionamiento o estado interior y exterior. Del estudio se desprende que estos vehículos, que tienen una antigüedad media de 13 años –casi 2 años más que en 2014– y una distancia recorrida de 145.000 kilómetros –6.400 más que hace dos años–, presentan deficiencias en tres elementos clave en la seguridad: estado de las ruedas y neumáticos –31 por ciento en el caso de los gasolina y 27 por ciento en los diésel–, sistemas de iluminación –25 por ciento en ambos casos– y frenos –18 por ciento en gasolina y 8 por ciento en diésel–.

También son comunes los fallos que se producen en el motor –32 por ciento en vehículos de gasolina y 25 por ciento en diésel–, fallos que están relacionados con niveles de aceite inadecuados y con correas y manguitos desgastados, entre otros, y que si bien no provocan un accidente por sí mismos, pueden producir una avería que acabe en accidente si no se corrigen a tiempo.

Jesús Monclús, director de Seguridad Vial de Fundación Mapfre, considera que la posibilidad de que el vehículo presente cuatro o más defectos crece con la antigüedad y los kilómetros. De este modo, mientras que solo un 6 por ciento de los vehículos con menos de 86.000 kilómetros tiene cuatro o más defectos, ese porcentaje se incrementa hasta el 22 por ciento en los que tienen más de 190.000 kilómetros".

También asegura que "la condición técnica de un vehículo influye de manera directa en la seguridad vial, por lo que resulta muy importante conocer el estado del mismo para poder llevar a cabo las acciones correctoras pertinentes en el caso de que sean necesarias".

Islas Canarias, Castilla y León y Castilla La Mancha son las Comunidades donde los vehículos tienen más deficiencias, que por lo general tienen que ver con fallos en el sistema de frenos, neumáticos gastados y un insuficiente mantenimiento del motor, que se manifiesta especialmente en niveles inadecuados de refrigerante y aceite, y en un mal estado de manguitos y correas. Por el contrario, los vehículos de Andalucía, Balears y Cataluña son los que presentan una menor proporción de defectos, en concreto entre el 24 y 38 por ciento del total.

Según la Dirección General de Tráfico, la antigüedad del vehículo es un factor de riesgo debido a que tanto la tasa de fallecidos como la de heridos graves muestran una correlación positiva con ella. Dicho de otra manera, la antigüedad media de los turismos y las furgonetas implicadas en accidentes mortales en vías interurbanas y en vías urbanas es superior a la antigüedad media de los demás vehículos.

Entre las causas de esta correlación entre la antigüedad y las tasas de fallecidos y heridos graves está la evidencia de que los vehículos más modernos cuentan como regla general, con mayor número y más avanzados sistemas de seguridad, que ayudan tanto a prevenir que no se produzcan los accidentes como a mitigar las consecuencias de estos sobre las personas. También existe, asociado a este riesgo, la presencia de ausencia o deficiencia en el mantenimiento de los vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine