12 de junio de 2016
12.06.2016
Kia Sportage 1.7 CRDi VGT Drive

Familiar y deportivo

La edición 2016 del superventas de Kia ha mejorado en todos los aspectos, convirtiendo al todocamino de la compañía coreana en uno de los más atractivos del panorama actual. Renovado por dentro y por fuera, con nuevo diseño, tecnología y motorizaciones, este nuevo Sportage es sencillamente fabuloso

16.06.2016 | 01:08
Familiar y deportivo
Familiar y deportivo

El sector de los SUV o todocaminos es uno de los que más han despegado en los últimos años. Estos vehículos, demasiado caros hace unos años, han democratizado su presencia en las carreteras baleares gracias a modelos que no solo han ajustado sus precios, sino que han sido capaces de ofrecer lo mejor del sector en vehículos de gran calidad y cuidado diseño.

Ese es el caso del Kia Sportage, uno de los más vendidos, y que en su nueva versión 2016 es todo un cúmulo de brillantez y buen hacer. Lo primero que llama tu atención de este nuevo SUV de Kia cuando te encuentras frente a él es su renovado y agresivo aspecto exterior. El coche, con un marcado diseño deportivo, pese a su tamaño, es realmente bello y detalles como el cromado de los tiradores de las puertas hacen que su aire exterior sea inmejorable.

Sus ópticas delanteras con faros Bi-xenón y luces de circulación diurna LED son muy llamativas, y están perfectamente integradas en la aerodinámica del vehículos, algo muy de agradecer.

Por dentro, el nuevo Sportage es elegante y distinguidamente inteligente. Pese a tratarse de materiales que no son naturales, el tacto del salpicadero y los diferentes elementos de las puertas son suaves y agradables. Los asientos son tan ergonómicos como cómodos y permiten que las largas distancias al volante se conviertan en horas de placer, mientras disfrutas de tu música favorita, que suena con cristalina potencia gracias a su sistema de sonido JBL con ocho altavoces envolventes.

El rediseñado panel de instrumentos ofrece una útil pantalla TFT-LCD de 4,2 pulgadas situada entre los relojes del velocímetro y el cuentarrevoluciones, que nos informa en tiempo real de todo lo que sucede tanto en el interior del coche como a su alrededor. Y es que, si algo tiene este nuevo Sportage es tecnología útil que analiza cada punto de la carretera. El Sistema de reconocimiento de señales de tráfico incorpora una cámara en el parabrisas delantero que lee automáticamente todas y cada una de las señales de velocidad con las que nos vamos cruzando, además de las señales de prohibición de adelantamiento, y esa información se muestra en la pantalla central comentada anteriormente. En combinación con el control de crucero, el vehículo va adaptando automáticamente la velocidad de marcha a lo que marcan las señales de la vía, consiguiendo así no solo una conducción más eficiente y segura, sino también evitando posibles sanciones de tráfico.

Otras de las soluciones tecnológicas que incluye el nuevo todocamino de Kia son los faros adaptativos y el asistente dinámico para luces de carretera. El vehículo probado incorporaba estas mejoras, y al cruzar por los túneles que hay de camino a Andratx, se notaba claramente cómo la iluminación siempre enfocaba en la dirección de las curvas. Por su parte, la misma cámara frontal que reconoce las señales citadas anteriormente, hace que el vehículo detecte los coches que circulan por el carril contrario, ajustando automáticamente la intensidad de las luces al tráfico.

OPCIONES DE CALIDAD
Algunas de las versiones del nuevo Kia Sportage ofrecen extras como la llave inteligente, el sistema de control de neumáticos o un magnífico cargador inalámbrico para móviles compatible con dispositivos de última generación, como el Samsung Galaxy S7.

La unidad que probamos, que incluía el pack Vision, montaba un magnífico techo eléctrico abatible en dos partes que permitía, por ejemplo, circular disfrutando de un techo de cristal y usar el aire acondicionado en estos calurosos días. En la segunda posición de apertura, el techo de cristal se abre por completo dejando al descubierto el maravilloso y despejado cielo primaveral del junio mallorquín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine