Desde Alemania

Matrimonio para nadie

18.07.2017 | 01:49
Matrimonio para nadie

Hace poco miré a Jaime profundamente a los ojos. Engendrado con el esperma de uno de sus dos padres varones, gracias al óvulo de una donante norteamericana y gestado en el útero de una madre canguro. Jaime es un bebé de pocos meses que estaba en los brazos de uno de sus protectores en la cuidad de Berlín, y pensaba hacia dentro: un día preguntarás quién es tu padre y quién es tu madre. "La célula de la sociedad no es el tubo de ensayo" como bien ha escrito el periodista Reinhard Müller en el FAZ.

30.6.17: día en el que el Bundestag ha definido mayoritariamente que el matrimonio es para todos, aunque podríamos decir que también ha definido que es para ninguno, pues ambas posturas son inconsecuentes. Del mismo modo que un caballo no vuela, tampoco le es posible a un varón ser madre y gestar a un bebé, por mucho que lo manipulemos y por mucho que definan y redefinan los parlamentos. Pienso que vamos perdiendo la brújula. Somos testigos de grandes avances técnicos pero no de grandes avances morales. Es más, algunos avances técnicos nos facilitan la evasión de la realidad cada vez más y otros deterioran nuestra identidad biológica. Ya se verá de qué modo interviene el Tribunal Constitucional alemán ante tal decisión. No tardará en llegar la poligamia. ¿Por qué no?

Empezó el partido de los verdes diciendo no habría coalición con el partido socialista si no accedían a esta propuesta, a la que luego accedieron. Y después la canciller Ángela Merkel, en una entrevista a una revista de público femenino, dio a conocer que no tenía nada en contra de consultar al Bundestag sobre esta cuestión, además sin voto obligatorio a su grupo parlamentario.

En Alemania es público el voto de cada uno de los diputados. Ella misma ha votado en contra. Un muestra más del pragmatismo de Merkel. El que conoce su pasado en la República Democrática de Alemania (es decir la Alemania comunista), su experiencia política con el fallecido Helmut Kohl y su cabeza fría, propio de una persona que ha estudiado ciencias física, intuye como actúa Merkel. Mucho me temo que la mayoría parlamentaria de esta decisión no se hubiera obtenido en una encuesta popular. Los parlamentos pueden definir lo que quieran. El tema de fondo es la naturaleza de las cosas. El cuerpo humano no deja de ser un misterio aunque vamos descubriendo cada vez mejor cómo funciona. Los avances de la medicina son sensacionales pero no olvidemos cual es el fundamento de la medicina y hagamos al ser humano cada vez una persona más persona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine