Agresión machista

Una mujer se refugia en un coche tras perseguirle su pareja con un cuchillo

La Policía Local de Palma detuvo al hombre por amenazas y malos tratos en el ámbito familiar

03.01.2018 | 02:45
Cuchillo intervenido por la Policía Local al maltratador.

Una mujer salió despavorida de su domicilio de Palma, bajó a la calle y se encerró en el coche de un extraño mientras su pareja la perseguía con un cuchillo. El conductor echó los seguros y llamó a emergencias mientras el sujeto amenazaba a la víctima con romper el cristal mientras esgrimía el arma. Agentes de la Policía Local detuvieron al individuo por amenazas y malos tratos en el ámbito familiar.

Este episodio de violencia de género fue uno de los últimos que tuvieron lugar el último día del año recién terminado. Sobre las siete y cuarto de la tarde del pasado domingo 31 de diciembre se produjo una acalorada discusión entre una pareja en un domicilio de la calle Osca, situada en el barrio palmesano de Son Fortesa Nord.

En un momento dado, el sujeto, palmesano de 37 años, empujó fuertemente a la mujer contra la pared. Al cabo de unos instantes, salió de la cocina esgrimiendo un cuchillo en una mano mientras decía que se iba a cortar las venas. La víctima, dominicana de 38 años, no se lo pensó dos veces y, temiendo por su vida, abrió la puerta de la calle y echó a correr. "¡Te voy a matar!", bramó el individuo mientras corría tras ella portando el arma blanca.

Por fortuna, la víctima de malos tratos consiguió evitar que su pareja pudiera darle alcance. Nada más salir a la calle desesperada, la mujer vio a un hombre en un coche y le pidió refugiarse dentro de él. "¡Me va a matar!", gritó.

El testigo de este episodio de malos tratos la instó a que echara los seguros de las puertas. La veracidad de sus palabras se comprobó instantes después. El sujeto salíó poco después de su domicilio portando el cuchillo. "¡Sal del coche y ábreme la puerta o rompo el cristal!", espetó. Ella se negó.

"Sabía que íbais a llegar"


El conductor, español de 44 años, tampoco quiso arrancar el vehículo. Llamó a los servicios de emergencias y la mujer explicó la pesadilla que estaba sufriendo. Mientras tanto, el dueño del vehículo y la víctima de malos tratos aguardaron dentro del turismo la llegada de los policías.

Una patrulla de la Policía Local de Palma no tardó en personarse en el lugar. El sujeto no mostró la más mínima sorpresa al ver llegar a los agentes. "Sabía que ibais a venir", afirmó.

Tras interrogar la víctima y al hombre, los funcionarios le detuvieron por los presuntos delitos de amenazas y malos tratos en el ámbito familiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Enlaces recomendados: Premios Cine