Precipitados

Una alemana de 63 años muere al ceder la baranda de un chalé y caer en Pollença

Otro germano también se precipitó de 9 metros y resultó herido grave ayer al romperse la balaustrada en una fiesta de cumpleaños

25.09.2017 | 02:45
Una alemana de 63 años muere al ceder la baranda de un chalé y caer en Pollença

Trágica fiesta de cumpleaños en Pollença. Una mujer alemana de 63 años falleció ayer de madrugada y un hombre, también germano de 69, resultó herido grave al ceder la baranda de la terraza de un chalé en la que estaban apoyados y caer al vacío de una altura de nueve metros en la urbanización La Font, en Pollença.

Las víctimas se hallaban celebrando una fiesta de cumpleaños en casa de unos amigos. La vivienda, situada en la parte alta de la urbanización, dispone de varias alturas. Después de cenar, la pareja se encontraba en una terraza, ubicada en una segunda planta, y se apoyó en la balaustrada de obra. Por motivos que se investigan, parte de la baranda se rompió y se desprendió.

De forma inmediata, la pareja se precipitó al vacío a un nivel inferior del domicilio. Fuentes cercanas al caso informaron de que ambos sufrieron una caída de ocho o nueve metros. La mujer murió prácticamente en el acto debido al fuerte impacto, mientras que el hombre padeció varias fracturas en las piernas y resultó herido grave. Fue evacuado en ambulancia al hospital de Son Espases, en Palma.

La Policía Judicial de la Guardia Civil está investigando lo ocurrido. La principal hipótesis que manejan los agentes es que se trató de un accidente. Los especialistas tratan de averiguar por qué la balaustrada estaba debilitada y se desplomó.

El grave siniestro tuvo lugar ayer sobre las doce y media de la madrugada en la calle La Font, en Pollença. Nada más tener constancia de los hechos, se movilizaron los Bombers de Mallorca de los parques de Alcúdia e Inca, la Policía Local de Pollença, un médico de la localidad, la Guardia Civil y los servicios sanitarios del 061. Dos ambulancias, una UVI móvil y una de soporte vital básico, acudieron al lugar.

Los bomberos rescataron a las dos víctimas alemanas, que habían caído a un nivel inferior del chalé. La mujer ya había muerto, según confirmó el facultativo, y el hombre fue atendido por los sanitarios y, una vez estabilizado, lo trasladaron en ambulancia hasta el hospital de Son Espases. Su estado era grave al sufrir politraumatismos. Debido a la caída, padeció fracturas en las dos piernas.

Un forense de guardia también se personó en el chalé de la urbanización La Font, en Pollença, y a las tres y cuarto de la mañana se procedió al levantamiento del cadáver de la mujer.

La Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar las causas por las que la balaustrada se rompió y se desprendió. Los agentes realizaron una detenida inspección ocular en el lugar de los hechos y los bomberos también revisaron la estructura y comprobaron que no existía peligro de que hubiera un nuevo desprendimiento. Ayer al mediodía, un hombre volvió a inspeccionar la balaustrada. En el momento del siniestro, había cinco personas en el chalé, todos ellos amigos que celebraban el cumpleaños del dueño de la casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine