19 de octubre de 2016
19.10.2016
Tribunales

Un guardia civil admite que tiró 48 pastillas incautadas por el retrete

El agente acusado reconoció ayer en la Audiencia de Palma que cometió un error y pidió perdón

19.10.2016 | 02:45
El guardia civil imputado (izquierda), junto a los otros dos jóvenes sospechosos, ayer en el juicio.

Un guardia civil acusado de encubrimiento y omisión del deber de perseguir delitos por funcionario público admitió ayer en el juicio en la Audiencia de Palma que arrojó por el retrete 48 pastillas incautadas en las inmediaciones de Cala Rajada (Capdepera). El agente reconoció ante el tribunal de la sección primera que cometió un error y pidió perdón. "Nunca quise ayudar ni favorecer a nadie. No quise encubrir ningún delito ni a ninguna persona. No pude reconocer a nadie", aseguró ante la sala. El fiscal solicitó para él una pena de dos años de prisión y otros dos de inhabilitación. Su abogado defensor, Vicente Campaner, pidió la libre absolución al considerar que los hechos son atípicos, si bien admitió que la actuación no fue diligente ni profesional.

Por su parte, dos jóvenes que llevaban una bolsa con los 48 comprimidos en un coche y que la arrojaron por la ventana al ver el vehículo de la Guardia Civil manifestaron que acababan de comprar las pastillas a un magrebí en Alcúdia y que eran para su propio consumo. Ambos están acusados de un delito contra la salud pública por el que el ministerio público reclamó sendas penas de cuatro años de cárcel. El letrado de la defensa, Gaspar Oliver, interesó su absolución al argumentar que no se sabe si las pastillas eran droga, ya que ni siquiera se les aplicó el reactivo y los dos sospechosos tampoco llegaron a probarlas. Además, la cantidad que llevaban era mínima y era para su propio consumo, según alegó.

Estos dos acusados indicaron que al ver un coche de la Guardia Civil en un camino cercano a Cala Rajada, en plena noche el pasado 5 de junio de 2014, arrojaron la bolsa con pastillas al exterior. "No las probé, supongo que eran éxtasis", apuntó uno de ellos. Los agentes no les siguieron, ya que no se percataron de su acción.

Minutos después, cuando arrancaron el coche patrulla y avanzaron por el camino, descubrieron casualmente la bolsa. Entonces, la llevaron al cuartel de Artà, donde se hizo el recuento. Dos testigos, guardias civiles, ratificaron que firmaron la diligencia de exposición de hechos que realizó el acusado, si bien el agente imputado ayer detalló que se olvidó de reseñarlo porque "era tarde y estaba cansado". El acusado explicó que guardó las 48 pastillas intervenidas en su taquilla e inició una investigación propia. "A los 15 días, al ver que eso no iba a llegar a ningún lado, las tiré al váter. Me obcequé con el asunto. Cometí ese error. Quería que se me valorara y me dieran una medalla", aseguró. El agente dijo que no vio que arrojaran la bolsa desde el coche. Fue suspendido tres meses fuera del cuerpo. "Jamás había sido sancionado disciplinariamente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Mata a su mujer con una motosierra mientras cortaba madera en un pueblo de Lugo

La máquina se trabó y "saltó al cuello" de la fallecida - El caso se investiga como un accidente

Disparan a un hombre que gritaba en árabe "Alá es grande" en un peaje en Girona

El suceso se produjo en La Junquera, cuando el hombre se bajó del coche simulando llevar un arma

La foto de una camiseta es la prueba añadida al juicio a ´La Manada´ en Pamplona

La imagen se extrajo de una cuenta en redes sociales de la joven que denunció la violación

Una mujer de 32 años, crítica al caer de un tercer piso

Los hechos ocurrieron ayer por la noche en el barrio de Son Gotleu y la herida fue evacuada a Son...

Gran control policial de madrugada en la zona de Gomila

Cuarenta agentes de la Policía Nacional y la Policía Local de Palma se han desplegado por zonas de...

Enlaces recomendados: Premios Cine