17 de agosto de 2016
17.08.2016

La Policía investiga nueve denuncias de secuestros virtuales en Palma

Las víctimas han llegado a pagar hasta 600 euros a los autores de estos delitos telefónicos

17.08.2016 | 02:45

La Policía Nacional investiga nueve denuncias presentadas en Palma por los conocidos como secuestros virtuales, es decir, cuando una persona recibe una llamada telefónica por parte de un anónimo y le comunica que tiene secuestrado a un familiar suyo. Mediante este delito, los denunciantes en la capital han llegado a pagar hasta 600 euros, tal como informaron fuentes de la investigación.

El Cuerpo Nacional de Policía recomienda a quienes puedan sufrir un secuestro virtual que cuelguen la llamada telefónica en la que se les comunica este presunto secuestro de un familiar, que intenten localizar al allegado y llamen al 091 para denunciar de inmediato que se ha producido este delito.

Los supuestos secuestradores se aprovechan de la angustia y el desconcierto que genera dicha noticia a la víctima y utilizan la mentira para exigirle una cantidad de dinero. El autor de la llamada mantiene al teléfono al afectado con el fin de evitar que pueda contactar con su familiar y comprobar que se encuentra en buen estado.

"Tenemos a su hijo..."

Para prevenir este tipo de delitos, la Policía avisa que suelen comenzar a partir de una llamada realizada desde un número de teléfono oculto o con el prefijo 0056 y la mayoría de las veces las llamadas se producen a números fijos. Pueden decir directamente frases como: "tenemos a su hijo / hija secuestrado" o "lo tenemos secuestrado". En ocasiones, se pone al teléfono alguien llorando que finge ser la propia persona secuestrada.

La Policía Nacional advierte de que lo que puede suceder a continuación es que la víctima se lo crea e incluso diga sin darse cuenta el nombre del familiar que piensa que está secuestrado, nombre que será utilizado por los secuestradores durante el transcurso de la llamada para darle credibilidad a la misma. Si la persona se cree la llamada, le dirán que deje descolgado el teléfono fijo y proporcione su número de móvil.

El siguiente paso de los delincuentes es mantener a la persona 'colgada' al teléfono mientras le dan indicaciones sobre dónde tiene que hacer el ingreso y a quién. En numerosas ocasiones, los delincuentes están siguiendo por internet en directo el recorrido que está haciendo la víctima y dónde hay locutorios para hacer el ingreso.

Ante todo, la Policía recomienda "colgar la llamada porque eso nos da tiempo para pensar", debido a que el secreto de estos secuestros es tener a la persona enganchada al teléfono. No la dejan colgar para que no pueda pensar y que no pueda ser localizada porque su teléfono comunica constantemente. De este modo, la víctima está bloqueada mentalmente y 'enganchada' a los presuntos secuestradores que utilizan la manipulación para que la víctima siga en todo momento sus indicaciones.

Aconsejan mantener ante todo la tranquilidad e intentar ponerse en contacto con el familiar en cuestión y, si no logra localizarlo, llamar al 091 e interponer denuncia reflejando en la misma, si se dispone del dato, el número de teléfono desde el cual se ha recibido la llamada. Inciden en no dar "nunca datos personales" y avisan que lo más probable es que vuelvan a llamar.

La Policía Nacional concluyó que, en todo el territorio nacional, se han recibido alrededor de 700 denuncias por hechos de este tipo desde febrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine