04 de junio de 2016
04.06.2016

La Policía cree que el hombre falleció en un hotel de s'Arenal al estallarle un dátil de cocaína

La víctima se introdujo la escobilla del váter del establecimiento en la boca para intentar provocarse el vómito y expulsar las bolas con la droga

04.06.2016 | 01:50

El hombre fallecido la mañana del jueves en un hotel de la Playa de Palma murió por la reacción a la cocaína que portaba en su organismo. Esta es la principal hipótesis que manejan los investigadores de la Policía Nacional.

La autopsia practicada ayer a la víctima en el Instituto Anatómico Forense confirmó que el holandés de 44 años encontrado muerto en un hotel de s'Arenal había fallecido por la sobredosis de droga.

El cadáver fue encontrado sobre las seis de la mañana en un hotel situado en el número 44 de la calle Trasimé, en la Playa de Palma. La víctima presentaba la escobilla del váter introducida en la boca.

En un principio se barajó que pudiera haber muerto por asfixia. Sin embargo, a medida que avanzaron las pesquisas esta hipótesis se desechó.

La víctima era una 'mula' que transportaba la cocaína en dátiles alojados en su organismo. Al parecer, habría sufrido la rotura de uno de ellos y no encontró la fórmula adecuada para expulsarlos de su cuerpo.

El individuo se metió en el baño del establecimiento hotelero e intentó soltar los dátiles. En un intento desesperado, el hombre cogió la escobilla del váter y se la introdujo en la boca, sin ningún miramiento, con la intención de provocarse el vómito.

La víctima no logró su propósito y la encontraron sentada en el retrete con la escobilla en la boca. Numerosos efectivos del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron hasta el establecimiento hotelero y abrieron una investigación para esclarecer cómo le había sobrevenido la muerte.

Así, agentes de Homicidios y la Policía Científica se personaron en el pequeño hotel de la Playa de Palma para averiguar cómo le había sobrevenido la muerte. Finalmente, efectivos del Grupo de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) se encargaron de las pesquisas.

La investigación ya apuntaba desde el primer momento a que la muerte del holandés de 44 años, de origen dominicano, podría estar relacionada con el tráfico de drogas. Los agentes encargados del caso analizaron las llamadas y los últimos WhatsApp que aparecían en su teléfono móvil para aportar algo más de luz al caso.

Mensajes en el móvil

La rotura de un dátil con cocaína en el interior del organismo requiere de atención médica urgente para hacerle un lavado de estómago y que los expulse con celeridad. La droga va a parar directamente a la sangre y, si la víctima no es tratada de inmediato, provoca una muerte agónica y entre espasmos.

Al parecer, en estos últimos momentos, el hombre se habría puesto en contacto con determinados miembros de esta organización, a través de su teléfono móvil, para informarles del percance que acababa de sufrir al reventarle un dátil y que temía por su vida. Como así finalmente fue.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine