27 de mayo de 2016
27.05.2016

Detenido un conductor tras circular en sentido contrario y saltarse semáforos

Un motorista de la Policía Local le tuvo que esquivar después de que el joven le intentara atropellar

26.05.2016 | 23:00

Un joven de 20 años, al volante de un coche Ford de color rojo, hizo un despliegue de conducción temeraria por la calle Aragó de Palma. El infractor se saltó semáforos en rojo, circuló varios tramos en sentido contrario e intentó arrollar a un motorista de la Policía Local de Palma que le había interceptado. Fue detenido como presunto autor de un delito contra la seguridad vial y por atentado a agentes de la autoridad.

Los hechos tuvieron lugar sobre las nueve de la noche del miércoles en la calle Aragó de Palma. Varios testigos alertaron de un conductor de un coche rojo "haciendo animaladas" por la calle.

El policía localizó al vehículo sospechoso detenido en un semáforo y le pidió la documentación al conductor. El sujeto daba acelerones hasta que enfiló la calle Aragó a toda velocidad. Durante su huida se saltó varios semáforos en rojo.

El motorista le persiguió, aunque prefirió mantenerse a una distancia prudencial y desactivar la sirena para evitar un posible accidente. Instantes después, el policía le dio alcance y atravesó la motocicleta delante del coche.

El conductor dio un brusco acelerón y el agente le tuvo que esquivar para evitar ser arrollado. Durante un tramo de la calle Aragó, el sujeto circuló en sentido contrario, hacia Marratxí.

El motorista de la Policía Local no perdió de vista al infractor y decidió proseguir la persecución a distancia. El sujeto continuó saltándose varios semáforos en rojo hasta que se adentró en un solar situado en la calle Llampugol, donde estacionó el coche.

Nada más detenerse el vehículo, el acompañante abrió la puerta y echó a correr. Mientras, el conductor se escondió tras una furgoneta. Un testigo alertó del escondrijo del joven al policía, que se acababa de apear de la moto.

El infractor no tenía carné de conducir. También no dudó en confesar al agente que había consumido poco antes diversas drogas: cocaína, anfetamina y marihuana. Acto seguido, fue detenido.

Por otro lado, un conductor ucraniano ebrio, de 33 años, fue detenido tras embestir a un vehículo con su coche y darse a la fuga. El infractor se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine