Club

Kohlberg evalúa sobre el terreno las críticas a la gestión de Molango

El accionista estadounidense desembarca en la isla consciente del divorcio de la afición con el consejero delegado - El hombre de confianza de Sarver sabe que se expone al abucheo del mallorquinismo en el caso de no ganar al Almería

19.05.2017 | 01:42
El estadounidense Andy Kohlberg posa sobre el césped del Iberostar Estadio.

Afición

  • El club reparte 3.700 invitaciones a sus abonados en un día

    El mallorquinismo está respondiendo a la llamada del club ya que un total de 1.850 abonados pasaron ayer a retirar las dos invitaciones para el trascendental partido del sábado ante el Almería en el Iberostar Estadio (19 horas). De esta manera, el Mallorca repartió ayer 3.700 invitaciones y se espera que la cifra aumente sustancialmente entre hoy y mañana. Todos los socios que deseen acudir a la Oficina de Atención al Abonado de Son Moix pueden hacerlo entre las 9 y las 15 horas y después, por la tarde, de 17 a 20. Y el mismo sábado, a partir de las 10 horas, ya en las taquillas del estadio. La intención es que Son Moix registre una gran entrada ante un rival directo en la lucha por evitar el descenso y que se superen los 12.479 espectadores que acudieron al anterior duelo ante el Elche, que ha sido la mejor de lo que se lleva de temporada. Eso sí, en esa ocasión el club regaló tres invitaciones por carnet, aunque no todos los abonados respondieron con sus presencia. El hecho de que el choque ante el Almería sea decisivo añade todavía más importancia ya que, en el caso de no ganar, las opciones de salvación serían remotas, mientras que si los rojillos suman los tres puntos, seguirán con opciones de alcanzar la permanencia.

El accionista del Real Mallorca Andy Kohlberg aterrizó ayer en la isla consciente de que no tendrá tiempo para vacaciones. El estadounidense, que llegó por la mañana junto a su esposa y que fue recogido en el aeropuerto por el presidente Monti Galmés, evaluará sobre el terreno las razones que han llevado al club a esta delicada situación deportiva y que tiene consecuencias en lo social e institucional. De hecho, el

Los malos resultados han desencadenado en un divorcio absoluto hacia la figura del suizo, que ha sido objeto de duras críticas por parte de la afición, como se evidenció, sobre todo, en el Iberostar Estadio tras el empate ante el Córdoba (1-1). El extenista comprobará en primera persona cómo el hombre de confianza del consejo de administración ha pasado de ser idolatrado a cuestionado en pocos meses. Precisamente ambos tienen previsto reunirse hoy después de la toma de contacto que tuvieron ayer nada más llegar tras el largo viaje desde Estados Unidos. Eso sí, la continuidad de Molango no está en entredicho, ni mucho menos, porque tanto el propio Kohlberg como Sarver, como han demostrado en los Phoenix Suns de la NBA, son conservadores en este sentido y partidarios de conceder un amplio margen para trabajar.

La intención del también empresario es perfilar el presente y el futuro del Mallorca, que pasa por lo que haga el primer equipo en las cuatro jornadas que restan para el final de la Liga. Kohlberg, que no tiene previsto atender a los periodistas en su estancia en la isla -se marcha el lunes-, asistirá al trascendental duelo de mañana ante el Almería en el Iberostar Estadio. Sabe de sobra que se expone a ser abucheado en el caso de que el Mallorca no sume los tres puntos, tal y como le ha sucedido en anteriores encuentros a Molango, Galmés y compañía. Sin embargo, la diferencia es que Kohlberg es uno de los dueños y tiene poder de decisión acerca de cualquier aspecto de la entidad. En su última visita, el pasado 12 de febrero, los bermellones vencieron por 2-1 al Rayo.

En la reunión de hoy, en el que presumiblemente estará presente el director financiero, Alfonso Díaz, se abordará la situación del club desde dos supuestos: la permanencia o el descenso a Segunda B. La pérdida de la categoría supondría un duro golpe para la institución, que debería reducir gastos de forma drástica, que afectarían lógicamente al personal del club, excesivo si finalmente se consuma el descenso. Independientemente de que el Mallorca mantenga la categoría, los dirigentes deben hacer frente el próximo octubre al pago de unos siete millones de euros a los acreedores ordinarios, una cantidad que ya han asegurado que asumirán sea cual sea el desenlace. Además, en noviembre tienen que liquidar con Hacienda, también por el concurso de acreedores, un compromiso ineludible.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

RCD Mallorca

La plantilla del Mallorca se ejercita sobre el césped de Son Bibiloni en la sesión del pasado jueves.
Son Moix como gran aliado

Son Moix como gran aliado

El Mallorca está obligado a ganar al Numancia para alimentar sus esperanzas de salvación en un...

Un rival en horas bajas

Un rival en horas bajas

El Numancia llega a la isla tras dos derrotas y sin Manu del Moral, Julio Álvarez, Gutiérrez y Munir

El juvenil del Mallorca se mide hoy al Real Madrid en la Copa del Rey

El Mallorca juvenil de División de Honor se enfrenta hoy en Valdebebas (17 horas/ Real Madrid...

Las cuentas están claras

Nos podemos romper mucho el coco y hacer las cuentas de la lechera. Que si la derrota del Getafe...

Sergi frena la euforia

Sergi frena la euforia

"Ahora todos piensan que estamos salvados y no sirve de nada todo lo que hemos hecho si no le...

Arrasate: "Tenemos que ser valientes contra el Mallorca, te exige mucho"

Arrasate: "Tenemos que ser valientes contra el Mallorca, te exige mucho"

El entrenador del Numancia pide "hacer muchas cosas bien" para puntuar en Son Moix

Buscador de deportes

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine