Activismo

El mensajero de paz que va sobre ruedas

Herbrand, que atravesó en bici el Muro de Berlín en plena 'Guerra Fría', está pasando unos días de vacaciones en un hotel de Santa Ponça

09.09.2017 | 02:45
Herbrand, en una etapa de su periplo, llevando flores en su bicicleta.

Un turista solidario. Se llama Hans Herbrand, tiene 75 años y, desde hace más de medio siglo, protagoniza una particular aventura: con su bicicleta, lleva por todo Europa un mensaje de paz y contra el racismo

A Hans Herbrand se le humedecen los ojos cuando habla de los recientes atentados en Barcelona y Cambrils. A sus 75 años, a este ciudadano alemán, que vive en Kaiserlautern, le siguen sobrecogiendo la barbarie, el terror y el odio al diferente. Él, como hombre conciliador (tal y como le gusta definirse), no entiende estos actos de sinrazón.

Herbrand, que está pasando unos días de vacaciones en el hotel Bahía del Sol de Santa Ponça, donde es un cliente repetidor, ha consagrado más de medio siglo de su vida a trasladar por todos los confines del continente europeo un mensaje de paz y de lucha contra el racismo.

Y el vehículo elegido para hacerlo no puede ser más simple: una bicicleta. Sobre dos ruedas, este jardinero de profesión calcula que ha hecho más de 15.000 kilómetros por toda Europa, visitando ciudades, reuniéndose con autoridades, acudiendo a recepciones, hablando con gentes de otros países. Sobre la mesa, siempre un tema: la necesidad de unión, de conciliación.

Muro de Berlín


Su particular aventura arrancó en 1972. Ese año, cogió su bicicleta y atravesó el Muro de Berlín. ¿El motivo? "Llevar a cabo un gesto de paz", explica Herbrand, en una conversación con este diario en el bar del hotel donde se aloja. Acompañado de álbumes de fotos, donde se le ve apenas veintañero con gorra y un maillot con lemas contra el racismo, relata lo que se encontró entonces en el lado oriental de Berlín.

"Vi mucha pobreza. No tenían ni calles. ¡Era una catástrofe! Parecía que hubiese retrocedido en el tiempo 30 ó 40 años", cuenta.

En aquellos tiempos, la integración europeo sólo alcanzaba la categoría de utopía, pero Herbrand se lanzó a la carretera para defenderla. En la década de los setenta, viajó durante 63 días por el continente europeo. Austria, Suiza, Inglaterra, Bélgica, Luxemburgo y Holanda fueron algunos de los países en que recaló pedaleando.

Regalos en las alforjas


En sus alforjas, que pesaban casi 50 kilos, llevaba muchos regalos, algo de ropa y piezas de repuesto para la bicicleta. En cada escala, pedía lo mismo a los alcaldes, a los consejeros o a los embajadores: "Europa debe juntarse y no debe haber guerras. ¡Paz para todos!".

A sus 75 años, Herbrand cuenta que ya no se ve con ánimos para seguir su misión, pero anima a la gente joven a continuar con su iniciativa de no darse por vencidos ante el odio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Restaurantes en Part forana

Los mejores restaurantes en Mallorcaa

Descubre los mejores restaurantes en Mallorca: Calvià, Sóller, Alcúdia, Manacor... y disfruta de tu tiempo libre con la mejor gastronomía.


¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine